Por Dra. Estrella Flores-Carretero.

¿Eres padre, cuidador o educador y te preocupan los trastornos emocionales en niños y adolescentes? No es para menos. Nuestros niños y jóvenes padecen emocionalmente bajo el silencio ensordecedor de los adultos que les rodean o que no cuentan con las herramientas para ayudarles.

Tras la pandemia, los problemas emocionales en niños y adolescentes se han disparado. El aislamiento, las pérdidas de seres queridos, el no poder compartir con amigos y las miles de horas en internet han causado efectos en todos, aunque los más pequeños son los más vulnerables. 

El tabú que existe tras los trastornos emocionales en niños y adolescentes es una de las grandes razones por las cuales este problema ha crecido ante nuestros ojos, pero quienes se hacen la vista gorda ante ello, desconocen una gran verdad: la terapia es necesaria para todos.

Si cuando sentimos un dolor vamos al médico, ¿por qué huimos de hacer lo mismo cuando se trata de salud mental? Los problemas emocionales en la adolescencia serían mucho menos pesados, si son detectados desde un principio. Hacerlo, es ayudar a mejorar la vida de un futuro adulto.

trastornos emocionales en ninos y adolescentes ieie

13 trastornos emocionales en niños y adolescentes

¿Qué son los trastornos emocionales en niños y adolescentes?

Cuando se trata de trastornos emocionales en niños y adolescentes, el tema suele pasar desapercibido por la mayoría de padres y representantes por falsas creencias acerca de la salud mental o por restarle importancia a los conflictos que experimentan los menores a su cargo.

Sin embargo, hemos de definir a los problemas emocionales en la adolescencia y la niñez, según lo establecido por el Acta para la Educación de Individuos con Discapacidades, como un comportamiento definido y prolongado en el tiempo, el cual se distingue por ciertos rasgos específicos como:

  1. Incapacidad de aprendizaje, en cuyo caso no puede ser explicado por motivos de salud, intelectuales o sensoriales.
  2. Incapacidad de entablar o mantener relaciones interpersonales con quienes rodean al niño en el entorno académico.
  3. Desarrollo de comportamientos y emociones inadecuadas bajo contextos normales.
  4. Estado anímico depresivo o de descontento.
  5. Inclinación a somatizar o desarrollar miedos estrechamente ligados a problemas personales o colegiales.

Tipos de trastornos emocionales en niños y adolescentes más frecuentes

Nuestra responsabilidad como adultos es la de velar por la salud integral de aquellos menores que podamos tener a nuestro cargo. Lamentablemente, la mayoría de las veces los trastornos emocionales en niños y adolescentes no suelen ser tratados, lo que condiciona enormemente su vida adulta.

Trastorno obsesivo compulsivo

Esta conducta forma parte del espectro de trastornos emocionales en niños y adolescentes, ya que es generada por un estado de ansiedad total en el que el menor tiene pensamientos de manera constante y recurrente, lo que le genera temor, incertidumbre e inquietud.

Como respuesta a este tipo de trastornos emocionales en niños y adolescentes, tenderá a desarrollar conductas repetitivas para reducir tal estado de ansiedad. Un ejemplo de ello es el ordenamiento de pertenencias de la misma manera y sistemáticamente. No hacerlo les genera angustia.

Psicosis

Como parte de los trastornos emocionales en niños y adolescentes, puede surgir a comienzos de la vida adulta. Entre sus síntomas más comunes están los delirios y alucinaciones, por tanto; es un cuadro que requiere atención médica especializada.

Este tipo de trastornos emocionales en niños y adolescentes, pueden desencadenar rechazo y estigmatización social, por tanto; pone a quienes lo padecen en un estado de vulneración de sus derechos humanos, ya que es una condición que cohíbe a los jóvenes de vivir su vida diaria de forma plena.

Suicidio y autolesiones

Las estadísticas llevadas a cabo de la OMS, revela que debido a estos trastornos emocionales en niños y adolescentes, en 2016 unos 62.000 jóvenes fallecieron a causa de las autolesiones, además de que el suicidio es una de las primeras razones de muerte entre los chicos de 15 y 19 años de edad.

Se sabe que los trastornos mentales representan el 16% de las enfermedades que padecen los niños y jóvenes entre 10 y 19 años, con lo cual, velar por la resolución de los problemas emocionales en la infancia es un conflicto que compete a la salud pública global.

Problemas de conducta

Primeramente, es necesario aclarar que no todos los problemas emocionales en niños son consecuencia de un trastorno o patología previa, suelen presentarse mayoritariamente en la transición del joven a la adultez dentro del entorno escolar, familiar y círculos íntimos. 

Sin embargo, es bueno recordar que siempre es bueno buscar la valoración de un profesional de la salud mental para encontrar las raíces de tales problemas emocionales en la adolescencia, gracias a un proceso de terapia en el que sean partícipes los padres y representantes.

Trastornos emocionales

Al igual que en el punto anterior, siempre es saludable buscar ayuda profesional para encontrar las causas de los problemas emocionales en los adolescentes, con el fin de que puedan desarrollar sus habilidades blandas y así lidiar mejor con las frustraciones, de camino a su desarrollo como adultos.

Entre estos tipos de trastornos emocionales en adolescentes puedo mencionarte la ansiedad, la depresión o los estados de irascibilidad. Aunque es normal que los jóvenes padezcan cambios de humor bruscos, muchas veces pueden derivar en malestares físicos como dolores de cabeza.

Trastornos alimenticios

Uno de los más graves problemas emocionales en los adolescentes es el desarrollo de conflictos con su alimentación, debido a la influencia de cánones estéticos socialmente aceptados, y que les empujan a caer en bulimia y anorexia, con tal de ser aceptados.

La ayuda de un profesional en trastornos emocionales y de conducta le enseñará al joven a establecer una relación sana con la comida, además de guiarle para que pueda desarrollar una mejor autoestima, y se convierta en un adulto mucho menos influenciable por la presión social.

Bullying

Es uno de los más grandes detonantes de trastornos emocionales en niños y adolescentes. Quienes son víctimas de esta reprochable conducta suelen ser excretados socialmente por uno o varios compañeros debido al racismo, xenofobia, por mostrar miedo o por solo destacar por encima de la media.

Estas actitudes dejan como secuela graves trastornos emocionales en niños y adolescentes, desarrollan ansiedad y baja autoestima, lo que puede afectar un sano desarrollo como adultos. Los maestros, padres y personal escolar deben velar por atacar a tiempo esta clase de comportamientos.

Adicciones

En estos últimos años ha habido un aumento en los trastornos emocionales en niños y adolescentes debido al uso indiscriminado de los teléfonos inteligentes y redes sociales, las cuales tienen la capacidad de modificar el comportamiento de las personas.

El desarrollo de adicciones como problemas emocionales en la infancia también puede verse reflejado en el número de menores que caen en el consumo de drogas y alcohol, bien sea porque caen ante la presión social o para evadir su propia realidad. En todo caso, se requiere de ayuda profesional.

Causas de trastornos emocionales en niños y adolescentes más frecuentes

Existen diversos factores por los cuales se desarrollan los trastornos emocionales en niños y adolescentes. Todos están profundamente conectados con la manera en la que se construyen las relaciones interpersonales en su entorno familiar y círculo de amistades:

  • Alto deseo de competitividad.
  • Poca dedicación al tiempo en familia por parte de padres o cuidadores.
  • La tipología bajo la cual está concebido su grupo familiar, y las relaciones que el menor mantiene con sus padres o cuidadores.
  • La idealización del cuerpo basada en cánones de belleza.
  • Poca tolerancia a la frustración y pobre manejo de conflictos.
  • Dificultad para la gestión emocional, así como para la formulación de un pensamiento propio.
problemas emocionales en ninos ieie

Los problemas emocionales en niños

Señales de trastornos emocionales en niños y adolescentes más frecuentes

¿Tienes a un menor a tu cuidado y quieres reconocer cuáles son los signos más evidentes de trastornos emocionales en niños y adolescentes? Este pequeño listado puede brindarte una guía para que busques ayuda profesional y así hacer una mejor valoración del cuadro.

Cambios drásticos de humor

Pese a que es un proceso común en la etapa de adolescentes, hay que prestar atención porque también corresponde a los signos evidentes de trastornos emocionales en niños y adolescentes. Pasar de la extrema euforia a la tristeza en poco tiempo es de especial atención. 

Comportamiento hostil

¿Has notado que el joven o pequeño a tu cuidado de pronto se ha vuelto más irritable? Los cambios de conducta notables en el tiempo también pueden ser símbolo de que pueden estar presente uno o varios tipos de trastornos emocionales en adolescentes, debido a la alta sensibilidad del humor.

Desinterés

Si un joven o un niño mostraba cierta pasión por desarrollar un tipo específico de actividades, y de pronto ha perdido el entusiasmo, podemos estar ante la presencia de trastornos emocionales y de conducta. Las razones pueden ser de diversa índole. Observa, conversa y busca ayuda profesional.

Actitudes violentas

El descontrol en el manejo de la ira también puede ser un indicio. Golpes a sus cuidadores, lanzar objetos, faltar el respeto a las demás personas son evidencias de que algo no está bien, no solo en aquellos chicos criados en ambientes hostiles, sino en aquellos que de pronto han desarrollado tal actitud.

Los 13 trastornos emocionales en niños y adolescentes más frecuentes

Aunque ya vimos de antemano algunos de los trastornos emocionales en niños y adolescentes más frecuentes, esta vez quiero ampliar el rango de conductas para que puedas hacerte una idea mucho más concisa, ya que la mitad de los trastornos mentales inician a los 14 años o antes.

Autolesiones

Suele ser uno de los más frecuentes problemas emocionales en los adolescentes, los cuales utilizan como forma de autocastigo o de aliviar el dolor emocional ante la frustración de no saber lidiar adecuadamente con lo que sienten, así como el rechazo social.

Somatizaciones

Es importante destacar que aproximadamente de 10% a 20% de los adolescentes en todo el mundo experimentan trastornos mentales. La ansiedad puede causar desde erupciones en la piel, hasta cefaleas, problemas gastrointestinales, así como enfermedades de orden pulmonar. 

Ansiedad

Es un estado de inquietud generalizada, como si el cuerpo se preparara para el peligro, aunque este sea solo imaginario. Puede generar tensión muscular, problemas respiratorios, sudoraciones, además de que puede ser la puerta de entrada del desarrollo de otro tipo de cuadros, debido a que baja las defensas.

Depresión

Es un estado de tristeza y desánimo total por parte del niño que se prolonga en el tiempo, y que aunque puede provenir de diversas causas como el bullying o una mala relación en su ambiente familiar, a veces puede mostrarse con comportamientos de irritabilidad y aislamiento social. 

Aislamiento

Hay jóvenes que al haber sido sometidos a bullying en edades tempranas o que tuvieron muy malas experiencias en la constitución de relaciones interpersonales, deciden vivir un tiempo prolongado en sus habitaciones. Solo se comunican con el mundo exterior a través de comunicaciones digitales.

Trastorno del vínculo

Se refiere al desarrollo de conductas de hiperactividad e impulsividad en el niño, como consecuencia de una ruptura de las relaciones familiares. Suele ser un comportamiento común en el caso de pequeños que están experimentando el divorcio de sus padres.

Trastorno de conducta

Es el desarrollo de comportamientos de impulsividad, rebeldía, hiperactividad, negatividad y conductas con gran carga de ira, debido a que el niño no sabe de qué manera lidiar con sus emociones, y desemboca toda su energía de manera incorrecta.

Fobia social

Comportamiento mayoritariamente desarrollado por adolescentes, aunque nace en la infancia, mediante el cual la persona se rehúsa a mantener cualquier tipo de contacto social con otras. Puedes conocer más de este tema y sus síntomas en este artículo sobre fobia social.

trastornos emocionales y de conducta ieie

Los trastornos emocionales y de conducta

Ansiedad de separación

Este tipo de ansiedad es desarrollada por el temor del niño a que le separen de su familia o seres queridos. Si quieres ayudar a tus pequeños, te recomiendo que eches un vistazo a esta publicación sobre inteligencia emocional para padres y lo fundamental que es para vivir en bienestar.

Ansiedad generalizada

Comportamiento que puede observarse en personas de todas las edades, y que se caracteriza por el desarrollo de un alto nivel de inquietud, temores y preocupaciones en general, por lo cual el individuo se mantiene en constante estado de estrés, como si el peligro le acechara. 

Trastorno compulsivo obsesivo

Como bien expliqué en párrafos anteriores, esta conducta está íntimamente asociada al estado de ansiedad, y se manifiesta a través de una serie de pensamientos que persisten y son repetitivos por un largo período de tiempo, lo cual lleva al pequeño a repetir actividades para disminuir su estado.

Estrés postraumático

Reexperimentación involuntaria de una situación traumática para el infante, en la que pudo haber perdido la vida o fue testigo de algún incidente de una tercera persona. Sus secuelas pueden durar años, y puede cohibirle de participar en actividades o ir a sitios que le recuerden lo ocurrido.

Sintomatología alimentaria

Muy asociada a la adolescencia. Está referida al malestar emocional que siente un joven sobre su propia imagen corporal, la cual cree que no cumple con los parámetros sociales, razón por la cual puede desarrollar bulimia (atracones de comida) y anorexia (temor a aumentar de peso).

¿Cómo puede afectar la falta de inteligencia emocional en la vida de los niños y adolescentes?

Los estudios indican que cuando existen trastornos emocionales en niños y adolescentes, el rendimiento escolar puede disminuir entre un 20% y 30%. Desarrollar inteligencia emocional les dotará a los niños de las herramientas que necesitarán de por vida para trabajar con la resolución de conflictos.

Independientemente de que las causas de los problemas emocionales en los adolescentes y niños sean variadas, las consecuencias siempre apuntan a disminuir su calidad de vida, su felicidad. Un chico con habilidades blandas enferma menos y está más capacitado para enfrentar los retos diarios.

¿Cómo afecta la pandemia a los niños y adolescentes?

Con todo lo vivido por el COVID-19, se ha evidenciado un aumento en los trastornos emocionales en niños y adolescentes debido al aislamiento social impuesto, lo que se refleja en una hiperactivación del sistema simpático que se traduce en ansiedad y problemas de insomnio.

Al haber una sensación negativa acerca del futuro y ante la pérdida de seres queridos, los problemas emocionales en los adolescentes por la pandemia se traducen en más ataques de ansiedad, lo que puede empujar a los jóvenes a desarrollar estados mayores de depresión.

¿Cómo ayudar a tus hijos ante trastornos emocionales en niños y adolescentes?

Lo primero que tienes que saber es que nunca debes dudar de pedir ayuda profesional en caso de estar ante la presencia de trastornos emocionales en niños y adolescentes. La salud mental es real y nadie mejor que un profesional en el área para ayudarte a ti y a tu pequeño.

Enséñales a reflexionar gracias a la inteligencia emocional

Todo padre o representante debe apostar siempre por crear un vínculo sano, de empatía y reconocimiento de las emociones del otro, para que todo fluya mejor. Muchos de los problemas emocionales en los adolescentes por la pandemia serían más atenuados, si los jóvenes fueran escuchados. 

Predica con el ejemplo

La mejor alternativa que tienen los niños y jóvenes de aprender a controlar sus impulsos o construir relaciones sanas con otros, es gracias a la manera en que sus padres o representantes saben lidiar con sus emociones o entablar conversaciones desde el respeto con los demás. 

Pídele que no se tome las cosas a tono personal

Para que un joven pueda tener una vida en bienestar, es necesario que aprenda a no tomarse las cosas a término personal, porque no todo lo que nos hace sentir mal fue hecho con esa intención. Si cambiamos esta perspectiva, podremos llevar mejor la manera en la que nos sentimos.

infografia trastornos emocionales en ninos y adolescentes ieie

Infografia sobre los trastornos emocionales en niños y adolescentes

Recomendaciones finales sobre los trastornos emocionales en niños y adolescentes

Tratar a tiempo los trastornos emocionales en niños y adolescentes es un acto de amor genuino hacia los menores bajo nuestra tutela, porque les estaremos liberando del yugo de la ansiedad, la depresión y en fin, del mal manejo de sus propias emociones.

Si te interesa abrirles las puertas a una vida adulta en bienestar, te recomiendo que te registres en nuestro Campamento de emociones, en donde de la mano de mi querida Mabel Code, estaremos ayudándote a brindarle a tus chicos las herramientas necesarias para ser más felices.