Dra. Estrella Flores-Carretero.

¿Buscas salir de la zona de confort? Primero, déjame felicitarte por tu decisión, ya que seguro no te ha sido fácil tomarla. Bien sea que busques saber sobre crecimiento personal para emprendedores o porque simplemente deseas un cambio en tu vida, entonces este artículo está hecho para ti.

Abandonar la zona de confort, salir de la rutina, pueden ser aguas turbulentas para la gran mayoría, y no es para menos. La tranquilidad de saber que todo está en orden, que finalmente tenemos al toro cogido por los cuernos, nos genera cierto bienestar. ¿Pero es realmente lo que queremos y necesitamos?

Antes de salir de la zona de confort, las personas deben preguntarse si realmente eso es lo que quieren, porque la misma cumple una función psicológica importante: brindarnos bienestar y disminuir los niveles de estrés. Todos apuntamos a encontrar una, pues es parte de nuestra supervivencia.

Sin embargo, cabe cuestionarse si nuestros motivos para salir de la zona de confort son realmente cónsonos con impulsar el crecimiento personal; de lo contrario, es una locura. Si dejarla a un lado nos llevará a buscar mejores experiencias y alcanzar nuestros sueños, entonces hay que tirar del carro.

salir de la zona de confort ieie

¿Qué encontrarás en este artículo?

11 claves para salir de la zona de confort y ser una persona más exitosa en la vida

¿Qué es la zona de confort?

Así se le conoce al estado mental que inhibe a las personas de buscar su expansión personal o profesional, con tal de no experimentar la incomodidad de tener que enfrentarse a retos o situaciones de estrés, que pueden surgir normalmente al salir de la zona de confort.

Abandonar la zona de confort implica enfrentarse a lo desconocido, por lo que a muchas personas les cuesta hacerlo. Si bien la misma nos brinda bienestar y protección, vale la pena preguntarse si vale la pena quedarse en ella, a merced de nuestros sueños y metas personales. 

10 Ejemplos de estar en zona de confort

A continuación, voy a ejemplificaros algunas situaciones en las que podríamos estar, y que nos hacen sentir apatía y poca motivación por avanzar en nuestras vidas. Si te ubicas en alguna de ellas, sería interesante si cuestionaras el rumbo que estás tomando, y así poder salir de la zona de confort:

  1. Has dejado de plantearte nuevos proyectos profesionales.
  2. Siempre te reúnes con las mismas personas, y tienes pocos deseos de conocer a alguien más.
  3. Ves las mismas películas o series. 
  4. Te cuesta salir de la rutina diaria: hogar, trabajo, y viceversa.
  5. No te gusta viajar en tus vacaciones, y te mueves por los mismos sitios.
  6. Nunca tienes conversaciones con personas que tengan un punto de vista distinto al tuyo.
  7. Estás en el mismo puesto laboral desde hace más de 10 años.
  8. Preparas con regularidad los mismos alimentos.
  9. No te planteas aprender cosas nuevas.
  10. Buscas excusas para todo.

Las 5 características de la zona de confort

En una entrevista para Blu Radio, la psicóloga Ana María Erazo explicó las bondades de salir de la zona de confort: “El cambio nos sirve para vencer nuestras adversidades. Hay una cualidad que es la resiliencia, cuando la encontramos podemos superar muchas cosas que se nos atraviesa”.

Es segura

A las personas nos cuesta muchísimo abandonar la zona de confort, porque justamente nos ofrece comodidad, conocemos el entorno y fluimos a nuestras anchas en él. No hay peligros. Es un refugio, con lo cual, todas las personas lo buscamos abiertamente siempre, pero es bueno salir de ella de vez en cuando.

Está llena de rutinas

Y como nos las conocemos todas, no hay sorpresa, nada nos es extraño. Hacemos todos los días lo mismo, de la misma manera. Por ello, a falta de entusiasmo es importante buscar salir de la zona de confort. Un cambio de vez en cuando nos revitaliza, nos llena de energía.

No ofrece nada nuevo que aprender

Es una situación completamente predecible, que torna nuestra vida aburrida en cierto punto. Si queremos aprender cosas nuevas, irremediablemente estamos experimentando con salir de la zona de confort. Una vez asimilados los nuevos conocimientos, los mismos se volverán parte de nuestra rutina.

Es desmotivante

Porque no encontramos nuevos retos. Este debería ser uno de los motivos para salir de la zona de confort. La vida tiene que tener un sentido, un propósito que nos aliente a salir de la cama todos los días, que nos aliente a trabajar con pasión en cualquier proyecto que tengamos a nuestro alcance.

No genera satisfacciones

Ya que no hay desafíos, los individuos que permanecen en ella no obtienen ningún logro. Busquemos impulsar el crecimiento personal gracias al aprendizaje de nuevas herramientas, y demostremos a nosotros mismos que somos capaces de alcanzar nuevos objetivos.

¿Por qué es más fácil permanecer en la zona de confort?

Es normal que las personas no deseemos salir de la zona de confort, pues en ella nos sentimos seguros. En primera instancia, la misma cumple una función estratégica de adaptabilidad que nos permite tener un refugio ante la adversidad externa, lo que nos hace sentirnos fuertes ante el mundo.

¿Por qué es más difícil salir de la zona de confort?

Salir de la zona de confort nos obliga a enfrentarnos a situaciones desconocidas e inesperadas, que pueden generarnos agobio, ansiedad y estrés. El miedo a no poder salir de ellos de forma victoriosa o de mirarnos frente a la pérdida, nos hace querer permanecer en donde no hay cambios.

¿Cómo nos afecta a nivel personal y profesional permanecer en la zona de confort?

Retar a nuestras creencias limitantes es indispensable para evolucionar como personas, pero también como profesionales, especialmente en estos tiempos donde la exponencialidad caduca conocimientos velozmente. Veamos a continuación lo que nos perderíamos de no querer salir de la zona de confort. 

Limita nuestro crecimiento

Cuando las personas no desean salir de la zona de confort, están cortando sus alas y cualquier incentivo de mejoría, lo que puede afectar severamente su desenvolvimiento como profesional, pero también cualquier oportunidad en el ámbito personal, por mucho que se hayan esforzado en tiempos pasados.

Impide que asumamos responsabilidades y retos

Esto quiere decir que aunque deseemos desarrollar nuevos objetivos profesionales, pensamos que tenemos que tener todo a nuestra mano, cuando la realidad indica lo contrario. Cuando no sentimos la motivación suficiente para lograr metas diferentes, debemos practicar un profundo autoexamen.

Hace que perdamos tiempo y oportunidades de desarrollo

Dejamos de darle importancia a situaciones únicas, con tal de no enfrentarnos a escenarios completamente desconocidos. Piensa un momento, ¿recuerdas cómo fueron tus primeros meses en la universidad o en ese curso que te llevó a saber lo que hoy haces? ¿No crees que valió la pena hacerlo posible? 

¿Cómo puedes saber si estás en tu zona de confort?

Reconocer que necesitamos salir de la zona de confort es fácil. Aunque ya seguramente tienes una idea de todo con lo que te he explicado, es importante que tengas en cuenta un par de ideas extras que podrán ayudarte a identificarlo con más claridad, pero que pueden pasar desapercibidas:

Piensas mucho, pero nunca tomas acción

A las personas que les encanta imaginarlo todo, pero que les cuesta tomar decisiones al momento de tomar acción, es porque les cuesta muchísimo salir de la zona de confort. Te invito a que reflexiones si esto es lo que has estado practicando en estos últimos años. Te sorprenderás de las oportunidades perdidas.

Te crees incapaz de lograr más y mejores objetivos

Otro de los llamados de reflexión para salir de tu zona de confort, es ese comportamiento que muchas veces solemos tomar ante nuevas aventuras, donde comienzas a preguntarte “¿para qué?” con hastío, y piensas que no vale la pena el esfuerzo, porque ya tu tiempo ha pasado. ¡Error grave!

¿Por qué es necesario salir de la zona de confort?

Os he explicado que la misma cumple una función en nuestras vidas; sin embargo, es necesario salir de la zona de confort tantas veces como creamos necesario, con tal de obtener más experiencias, conocimientos, y abrir nuestras vidas a mejores posibilidades de las que ya poseemos.

abandonar la zona de confort ieie

Cómo abandonar la zona de confort

Conocerás tu mejor versión

Una de las grandes ventajas que ofrece el poder salir de la zona de confort, es que podremos conocer nuestras capacidades, y seremos más conscientes de nuestro potencial, pues es en los momentos más demandantes cuando nuestra competitividad como un profesional exitoso sale a relucir.

Ampliarás tu visión del mundo

El desarrollo de nuevos conocimientos y habilidades nos hace desarrollar una nueva perspectiva de vida, pero también del mundo que nos rodea. Aprovechemos las oportunidades que tengamos de “pinchar” nuestra propia burbuja y conocer otras realidades distintas a las nuestras.

Los 3 beneficios de salir de la zona de confort

Salir de la zona de confort es de las mejores decisiones de vida que podemos tomar. Es cierto que no siempre saldremos vencedores de todo lo que se nos presenta, pero creo válido recordar que reconocer los errores es de sabios, y que más que verlos como algo negativo, deben servirnos para crecer.

Superación de tus miedos e inseguridades

El sentimiento de no querer salir de la zona de confort proviene de la ansiedad y los miedos. Quiero que pienses en todas esas veces en las que tu imaginación te jugó malas jugadas, y la realidad fue mucho más ligera y manejable de lo que pensaste. ¡Anímate a experimentar lo nuevo!

Desarrollo de nuevas habilidades

Porque el aprendizaje solo ocurre en situaciones que te son incómodas. Esto se debe a que, como todo inicio, es muy probable que te sea más difícil adaptarte, pero eso no quiere decir que siempre deba ser así. Cuanta más experiencia, más comodidad y seguridad en ti. 

Aumenta tu creatividad

Y es que vas a necesitar de tu ingenio para resolver los conflictos que se te puedan presentar. Aprender a ver estas situaciones como parte de la vida, es fundamental para que puedas despegar y destacar en el área laboral en la que te desarrolles, así como en cualquier aspecto de tu vida personal.

11 estrategias para salir de la zona de confort y ser más exitoso en la vida

Si quieres finalmente salir de la zona de confort, es necesario que seas capaz de aceptar lo que sientes. La negación emocional es nociva para el bienestar, pues lejos de ayudarnos en nuestro proceso de adaptación, nos lleva a creer que estamos bien en escenarios en los que, evidentemente, esto no es verdad.

Plantea actividades diferentes en tu día a día

Para salir de la zona de confort se requiere que planteemos cosas diferentes en nuestra rutina diaria de vida. Y no con ello quiero decirte que debas hacer actividades extremas, pero por ejemplo: ¿qué tal si añades una rutina de ejercicios en tu agenda? ¿Qué tal si empiezas ese curso que siempre soñaste?

Afianza tus cambios en tus cualidades

Cuando una persona desea salir de su zona de confort, lo primero que hace es tomar conciencia de las habilidades intrínsecas con las que cuenta, para apoyarse en ellas y lograr cambios significativos. Pero para que ello ocurra, debe tener la suficiente autoestima como para valorar sus capacidades.

No temas experimentar actividades nuevas

El miedo es parte de nuestro sistema de alerta cerebral. Su función es la de ayudarnos a leer situaciones de verdadero peligro. El problema es que justamente por ello, al cerebro NO le gusta lo nuevo, aunque ello no signifique un compromiso de vida o muerte. Así que no te dejes engañar por él.

Haz pequeños pero significativos cambios de hábito

Muchas personas desisten de generar nuevos cambios en su vida, porque piensan que estos deben ejecutarse al mismo tiempo. La verdad, no funcionamos de esta manera. Las transformaciones de rutinas se hacen de forma casi imperceptible pero constante para que surtan efecto.

Ejecuta actividades inspiradoras

Vale la pena preguntarse: ¿qué nos mueve? Las actividades de responsabilidad social son una fuente inagotable de bienestar, pues en la medida en que nos sintamos capaces de ayudar a otros, entonces ganaremos más confianza en el logro de nuestras metas personales.

Visita lugares distintos o toma rutas diferentes

Otra manera genuina que puedes practicar para ayudarte, es tomar calles o avenidas alternativas a tu trabajo, o de retorno a tu casa. Los fines de semana podrías programar visitas a las zonas que menos recorres de tu ciudad, así podrás ampliar tus perspectivas, haciendo cosas que se salen de tu rutina.

Anticípate a tus propias excusas

El miedo nos hace buscar afianzarnos en la flojera para no dejar nuestro espacio de comodidad, así que no caigas en ello. Toma papel y lápiz, siéntate a escribir el objetivo o metas que quieres alcanzar en un lapso de tiempo determinado, pero también anota aquello que te servirá como excusa para claudicar.

Conoce gente nueva

Las personas pueden ser una gran fuente de inspiración. Atrévete a compartir con aquellos que están fuera de tu círculo de amistades, relaciónate con individuos de otras culturas y nacionalidades, pues sus conversaciones podrían enriquecer tu vida con otras perspectivas.

Pídele a tu entorno que estimule tu cambio

Es de gran ayuda que cuando nos empeñamos en lograr un significativo cambio de vida, las personas que están alrededor de nosotros sean nuestro pilar de apoyo. Probablemente en un principio escuches “noes”, pero eso no quiere decir que no quieran tu bienestar. Seguro que estarán allí para ti.

Enfrenta tus miedos

Esta es la parte fundamental a la que debemos dar la cara. Cuando se trata de alcanzar transformaciones en nuestras vidas, la mente puede jugarnos malas pasadas. Como ya os comenté, este es un mecanismo de nuestro cerebro, pero por lo general no hay de qué preocuparse. Es más imaginación que otra cosa.

No temas equivocarte

Si queremos aprender, debemos comprender que errar es de humanos. La vida sería tremendamente aburrida si tuviéramos la certeza de todo cuanto vamos a hacer. Abandonemos esa postura de esperar ser perfectos, y permitámonos crecer desde el ensayo y el error. Así es que se construyen las maestrías de vida.

infografia trabajar con amigos ieie

Infografía sobre como trabajar con amigos

Recomendaciones sobre cómo salir de la zona de confort para ser más exitoso en la vida

Dale Carnegie solía decirles a sus estudiantes la siguiente frase, tan propicia para este momento de tu vida: «La inacción genera dudas y miedo. La acción genera confianza y coraje. Si quieres vencer el miedo, no te sientes en casa y pienses en ello. Sal y ponte a trabajar».

A muchas personas se les va la vida negándose a salir de la zona de confort. ¿Vale la pena? Creo que hemos venido a este mundo a aprender, a experimentar, a sentir… A vivir. Y eso es posible cuando comprendemos que es perfectamente normal sentir temor ante las situaciones de incertidumbre.

De hecho, este es uno de los aspectos importantes a tratar en cuanto a lo referente a crecimiento personal para emprendedores, porque ninguna persona se siente cómoda abandonando la seguridad de un empleo, para iniciar un nuevo proyecto en el que no tiene asegurado nada.

Si eres de las personas a las que les cuesta impulsar cambios positivos en su vida, te invito a que seas parte de nuestra Academia de Emociones La Experiencia, en donde aprenderás a lidiar con lo que sientes, y a conocer tus respuestas ante situaciones inesperadas.