Encontrar trabajo, sobre todo en estos tiempos donde muchas empresas están cerrando puertas, se ha convertido en un calvario para millones de personas en todo el mundo. Si eres de aquellos que recientemente ha perdido su empleo y no sabes por dónde empezar, presta atención a estas sencillas recomendaciones que te darán un empuje a nivel psicológico, mientras te mantienes en búsqueda de un nuevo empleo.

Qué se puede hacer cuando no tienes trabajo: 5 tips

Qué se puede hacer cuando no tienes trabajo: 5 tips

Estrés por desempleo y deudas

Perder el trabajo puede llegar a convertirse en un causal de ansiedad que puede acarrear graves consecuencias si no aprendemos a gestionar nuestras emociones de manera asertiva. El trabajo dignifica y nos brinda cierta estabilidad en nuestras vidas. Perder nuestra entrada regular de dinero puede significar un gran perjuicio económico y emocional, ya que puede acarrear problemas desde nuestra relación de pareja hasta familiares y sociales.


Descarga nuestro ebook sobre inteligencia emocional

Ebook PDF sobre Inteligencia Emocional

Según estadísticas de la OIT, 41 millones de personas perdieron sus empleos en Latinoamérica por la crisis del coronavirus, es decir; que de las 26 millones de personas que ya se sumaban en paro desde antes de la pandemia, se añadieron unos 15 millones más producto de la paralización de la economía.

Incluso, el informe de la CEPAL y la OIT “Coyuntura Laboral en América Latina y el Caribe. El trabajo en tiempos de pandemia: desafíos frente a la enfermedad por coronavirus (COVID-19)”, destaca que debido a la contracción económica que ha experimentado la economía latinoamericana producto de la pandemia, se estima que las cifras de desempleo en Latinoamérica podrían alcanzar el 11,5% antes de culminar el año.

Si multiplicamos estos números en hogares donde convivan al menos más de dos personas, las cifras de personas afectadas son alarmantes: la crisis económica por COVID-19 llevaría a unas 215 millones de personas en Latinoamérica a la pobreza, de las cuales unos 83 millones entrarían en pobreza extrema.

Imagina entonces lo que les ocurre a estas personas a nivel individual: les baja la autoestima, se sumergen en la tristeza, padecen de ira, sienten culpa, envidia y todo un cóctel de emociones que si no es manejado adecuadamente, puede ser dañino.

Además de la urgente necesidad que hay por conseguir una solución a estos números rojos por parte de entes públicos y privados para ayudar a estas personas a mejorar sus vidas, también hay una serie de prácticas sencillas que cada quien puede ejecutar en la medida de sus posibilidades para no caer en depresión.

Cómo enfrentar el desempleo

Asume el duelo por desempleo

Es normal que ante la pérdida de nuestro trabajo, por las razones que sea, sintamos que merma nuestra autoestima, que nos sintamos fracasados, que experimentemos la tristeza y la pérdida. Lo importante es reconocer nuestras emociones, para poder transitar propiamente nuestro proceso de duelo sin secuelas emocionales futuras.

Comparte cómo te sientes con los demás

Esconder lo que sentimos nunca trae nada positivo. Compartir con los demás el cómo nos sentimos, aunque sea con un simple conocido o si prefieres; puedes simplemente desahogar tus pensamientos en un papel, puede ayudarnos a distanciarnos un poco de las cosas y ver con más claridad el panorama para gestionar las emociones.

Qué se puede hacer cuando no tienes trabajo: 5 tips

Pídele recomendaciones laborales o empleo a tus amigos

Es en este tipo de situaciones donde tu red de amigos y conocidos, sobre todo en el mundo profesional, puede ser de gran ayuda para ti.

Mantén al día tu Linkedin, pero también atrévete a mensajear o llamar a tus contactos para hacerles saber que estás en búsqueda de empleo. Quizás no veas resultados al momento, pero no pierdes nada con intentar. Seguramente, serás la primera opción que piensen cuando sepan de alguna vacante, por lo tanto, de nada vale esconder tu estatus laboral.

Cuida tu salud física y emocional

Tener una agenda laboral le da estructura a nuestro día a día, por lo tanto; mantenernos desocupados y sin objetivos concretos solo nos genera estrés y ansiedad, y más ahora en este escenario de profunda incertidumbre económica a nivel global.

Sin embargo, y como ya expliqué anteriormente, sentir estas emociones en estos escenarios es lo más común, solo que no debemos abandonarnos en ellos, sino hacerles frente: crea rutinas diarias de ejercicios, mantén una buena higiene de sueño, etc.

Qué se puede hacer cuando no tienes trabajo: 5 tips

Empléate en buscar trabajo

Mientras más temprano aceptes tu nueva realidad, mucho más rápido te pondrás en la tarea de encontrar un nuevo empleo o quizás, empezar tu propio negocio.

Sea cual sea tu elección, lo mejor es siempre planificar y mantener tu mente abierta bien sea para cambiar de profesión, de ciudad o de aprender a crear nuevas alianzas profesionales.

La inteligencia emocional es una herramienta fundamental que te ayudará a recuperar tu confianza en ti, que no permitirá que desmayes en tu propósito, y que empujará tu motivación interna a conseguir nuevos objetivos.

¡Inténtalo y mucho ánimo!