Dra. Estrella Flores-Carretero.

¿Ya estás trabajando en tu salud mental o eres de los que piensan que no necesitan ayuda? Aunque hoy se habla con mucha más soltura acerca de los problemas emocionales, todavía nos queda un amplio trecho que recorrer para derribar los tabúes y falsas creencias al respecto. 

Si cuando algo nos duele consultamos con un doctor, ¿por qué pretendemos darle menos importancia a nuestra mente? Los diversos trastornos emocionales, cuando no son tratados, pueden somatizar y generar enfermedades que pueden costarnos muchísimo más.

Bien decía Carl Jung que lo que negamos nos somete y lo que aceptamos, nos transforma. Lo peor es que muchas personas desconocen que, de no recibir la atención adecuada, su cerebro puede sufrir severas modificaciones neuroquímicas, según los diferentes tipos de problemas emocionales.

Todo lo que pasa por nuestra mente tiene gran repercusión en nuestro cuerpo y en nuestra vida en general. Conocernos y comprender nuestros problemas emocionales es ser responsables con nuestro bienestar. El saber por dónde empezar es mucho más sencillo de lo que crees.

problemas emocionales ieie

Los 7 problemas emocionales más frecuentes

Los 7 problemas emocionales más frecuentes

¿Qué son los problemas emocionales?

Primeramente, vamos derribando mitos: los problemas emocionales no son sinónimo de “estar loca (o)”. Todos somos susceptibles, en mayor o menor grado, a padecerlos en cualquier punto de nuestras vidas. Sin embargo, debemos ser conscientes de lo que son para atenderlos a la brevedad.

Podemos decir a grandes rasgos que son un desbalance neuroquímico que afecta nuestras percepciones y toma de decisiones, la cual puede ser consecuencia de diferentes factores. Debido a su complejidad, casi nunca pasa por sí solo, pues las personas requieren de ayuda profesional para superarlos.

De acuerdo al Acta para la Educación de Individuos con Discapacidades (IDEA en inglés), es una condición psicológica en la que el individuo afectado muestra cualquier de los siguientes rasgos durante un tiempo indeterminado, lo que puede afectar severamente su desenvolvimiento:

  • En el caso de los niños, afecta su capacidad para aprender y no guarda relación con su capacidad intelectual, sensorial o de salud.
  • También impacta en la habilidad del individuo para crear nuevas o mantener relaciones interpersonales.
  • Muestra comportamientos o sentimientos inadecuados en situaciones del día a día.
  • Actitud depresiva o de tristeza constante.
  • Somatización o temores que son producto de un evento personal.

Causas de los problemas emocionales

¿Pero por qué se originan los tipos de problemas emocionales? Si queremos encontrar una solución, lo primero que debemos hacer es identificar las razones para su existencia. Hagamos un vistazo rápido a ellos, para que tengamos más claros nuestros procesos psíquicos.

Estrés

Especialmente el temido síndrome de burnout puede ser uno de los más comunes trastornos emocionales en adultos. Cuando una situación nos sobrepasa o un pensamiento negativo se nos transforma en algo recurrente, es normal sentir tensión corporal.

El problema deviene cuando nos mantenemos en dicho estado durante tiempo prolongado. Cuando estamos estresados nuestro cuerpo libera cortisol a nuestro torrente sanguíneo, ya que es un mecanismo de defensa que desarrollamos como especie para huir del peligro.

Pero todos sabemos que hay situaciones que nos generan tal emoción, sin ni siquiera ser realmente un peligro inminente para nosotros. ¿Por qué? Allí es cuando entra en juego el papel del terapista. El estrés hace que nuestras defensas bajen, y deja la puerta abierta a cualquier tipo de enfermedades.

Eventos postraumáticos (TEPT)

Una situación que haya generado gran impacto y temor en nuestras vidas, puede convertirse en una gran pesadilla que limita nuestra interacción regular con nuestro entorno, por eso es parte de las causas de los trastornos emocionales en personas de cualquier edad. 

Es normal que ante una situación traumática, el afectado muestre signos de inadaptación social a ciertas circunstancias de manera temporaria, pero puede que todo mejore con el transcurrir de las semanas y gracias al cuidado adecuado. Sin embargo, también ocurre que podrían empeorar.

Debido al terror que producen los TEPT en quienes padecen estos problemas emocionales, los síntomas pueden aparecer recién vivido el evento, al mes o incluso después de varios años, lo que puede afectar severamente la capacidad de desenvolvimiento diario o las relaciones del enfermo.

Entre las señales que suelen indicar que estamos ante un TEPT, podemos señalar: los cambios drásticos de humor, la evasión, pensamientos intrusivos sobre lo ocurrido, además de los cambios emocionales y las respectivas reacciones físicas, como la irritabilidad o insomnio.

Personalidad

Las personas que desarrollan inferencia arbitraria, una distorsión cognitiva que les lleva a analizar lo que les sucede de forma negativa o que llegan a conclusiones rápidas aunque cuenten con poca información del tema, tienden a aumentar sus probabilidades de desarrollar problemas emocionales.

Esto se debe a que con frecuencia tienen pensamientos negativos sobre prácticamente todo lo que les ocurre a diario. Por ello mismo, este tipo de personas suelen presentar baja autoestima, ya que al mirar todo desde una óptica gris, no creen en sus capacidades.

Es bueno recordar que las cosas nunca son tan malas como parecen, y que debemos hacer la práctica diaria de ser agradecidos con nuestra vida, además de ser conscientes de nuestras virtudes y capacidades. Nunca dudemos en solicitar ayuda profesional para salir de cualquier revés emocional.

Genética

Se sabe que las personas cuyos antepasados han desarrollado problemas emocionales, tienen por lo menos dos o tres veces más riesgos de padecerlos, debido a la herencia genética y biológica, así que lo mejor que podemos hacer en estos casos es estar atentos ante los riesgos. 

De igual manera, aunque no exista tal predisposición en nuestros genes, se ha encontrado entre los ejemplos de trastornos emocionales en adultos y niños, que los factores ambientales y psicosociales juegan un rol importante en el desarrollo de estos. 

Todos debemos velar por vivir una vida en salud y bienestar. Si existen menores a nuestro cuidado, hay que estar atentos ante cualquier cambio de comportamiento que nos indique que algo más le está sucediendo para evitar los trastornos emocionales en niños y adolescentes.

Bioquímica

En vista de que los factores sociales y ambientales pueden ser causal determinante para desarrollar problemas emocionales, hay que tomar en cuenta también a la neuroquímica de nuestro cerebro, pues nuestras emociones pueden transformar nuestras redes neuronales. 

Las personas que padecen de problemas emocionales tienen bajos niveles de serotonina. Este es un neurotransmisor cuya función es la de regular nuestro estado de ánimo, nos da bienestar, nos indica saciedad, regula el deseo sexual y la temperatura corporal.

También es importante tener en cuenta el papel que juega el sistema endocrino en nuestra regulación emocional. El cortisol, que es una hormona esteroidea, se libera como respuesta a los altos niveles de estrés, lo que nos mantiene en estado de vigilia, baja nuestra concentración, entre otros.

Los síntomas de los problemas emocionales

Pero, ¿Cómo podemos identificar estos trastornos emocionales en adultos y niños? Quizás uno de los signos más evidentes sea el cambio de humor, sin embargo; el espectro de comportamientos va mucho más allá. Tener en cuenta estas característica nos permitirá saber cuándo pedir ayuda:

causas de los trastornos emocionales ieie

Las causas de los trastornos emocionales

Inseguridad emocional

Por lo general, quienes padecen problemas emocionales necesitan constantemente del apoyo de un tercero para poder solventar sus problemas. Con esto no me refiero a las consultas que todos podemos hacer con un amigo o ser querido, me explicaré mejor.

A diferencia de cualquier otra persona en un momento determinado en el que requiere hacer una decisión personal, cuando no tienen en quien basarse simplemente se sienten incapaces de lograr lo que se propongan, pues no confían en sí mismos, producto de sus problemas emocionales.

Inestabilidad emocional

La inconstancia emocional también es parte de los síntomas de los problemas emocionales. ¿Te ha pasado que inicias un nuevo proyecto con gran motivación, y con el paso del tiempo ese entusiasmo se va diluyendo, hasta el punto de ni siquiera concluir lo que has iniciado? 

Cuando esta situación se hace recurrente, es probable que estemos enfrentando algunos de los problemas emocionales en adultos jóvenes. Pueden llegar a la vida de adulto mayor, mientras construyen una línea de proyectos inconclusos a los que nunca se atrevieron a cerrar.

Estados eufóricos

Consiste en un comportamiento del grupo de trastornos emocionales, en los que la persona experimenta un súbito optimismo, de pronto siente unas ganas inmensas de impulsar una ilusión, y en definitiva; se siente algún superpoderoso, capaz de lograr todo lo que se propone. 

La persona se muestra contraria a lo que usualmente es: extrovertida, cariñosa, y construye fácilmente relaciones interpersonales. Se convierte en uno de los problemas emocionales en adultos y jóvenes, porque con la misma energía que explota, también se diluye con increíble rapidez. 

Falta de manejo emocional adecuado

Se traduce en la ausencia de una canalización afectiva y efectiva, por lo cual el individuo se enfrenta a una serie de problemas emocionales producto de la falta de barreras de contención propias, lo que hace que no sepa manejar adecuadamente la frustración.

En ese sentido, es necesario enseñarle a aplicar para sí las herramientas que la inteligencia emocional pone a su alcance, para que de esta manera sepa cómo sostenerse y expresar lo que siente, además de ayudarle a actuar cuando las cosas se salgan de control.

Tristeza

Quizás este sea uno de los síntomas más conocidos, que evidencian ante nosotros cualquier tipo de problemas emocionales. Por supuesto, es un signo inminente de alerta porque de continuar por largo tiempo, puede dar pie a un padecimiento mucho más grave: la depresión.

Uno de los ejemplos de trastornos emocionales en adultos que lo reflejan es la pérdida total de interés y motivación en actividades cotidianas. La persona se siente abatida, ante la ausencia de placer. Por lo común, también suelen ser irritables, lo que puede afectar severamente sus relaciones interpersonales.

Incapacidad para separar las diferentes áreas de la vida

Quienes padecen las consecuencias de los problemas emocionales, a menudo no saben distinguir su vida personal de la profesional, los líos del hogar con alguna amistad, y por ende; dejan que todo lo que puedan estar pasando, por mínimo que sea, impregne todas las áreas de su vida.

Evidentemente, ante su falta de contención y de crear límites en todos los aspectos de su vida, la persona experimenta severos problemas de sociabilidad y de sostenimiento de relaciones interpersonales. A continuación, veamos cuáles son estos problemas emocionales y cómo resolverlos. 

Los 7 problemas emocionales más frecuentes

Nada ni nadie es eterno, por lo que tus problemas tampoco lo serán. ¡Pero qué distinta se vive la vida cuando podemos solucionar algo que nos pueda estar afectando tanto, como lo son nuestras propias emociones! ¿Cierto? La buena noticia es que todo este listado tiene solución.

Pobre manejo de la frustración

La frustración puede convertirse en uno de los más grandes problemas emocionales en adultos y niños que no han desarrollado una buena técnica de gestión emocional, porque no se permiten sentir emociones displacenteras, sino solo las agradables. Esta conducta puede desaprenderse.

No saber superar adecuadamente las emociones

Hay personas que por años o quizás durante toda su vida, padecen de problemas emocionales porque no saben desligarse de lo vivido, lo cual puede ser debido a un evento postraumático o porque no supo procesar adecuadamente lo que sentía, en una situación determinada.

trastornos emocionales en adultos ieie

Los trastornos emocionales en adultos

Contradicción entre nuestras emociones

Cuando una persona experimenta cualquiera de las causas de los trastornos emocionales, puede desarrollar la tendencia a entrar en bloqueo por dividirse ante un choque interior. Entre el negro y el blanco hay una escalada de grises, permítete conocer lo que sientes.

Negación emocional

Otro de los problemas emocionales en adultos jóvenes y ancianos. Es un mecanismo de defensa en el que la persona niega lo que siente o le resta importancia, lo que le lleva a no experimentarla en absoluto. Esto puede ser contraproducente para la salud, porque pueden somatizarse.

Interrupción abrupta del ciclo emocional

Es un mecanismo de defensa que puede traer grandes problemas emocionales, ya que la persona no quiere conectar con lo que siente porque teme volver a sufrir como en el pasado, lo que le cohíbe de vivir una vida psíquicamente sana. También ocurre cuando vivimos en piloto automático.

Represión emocional

Constituye uno de los más graves problemas emocionales, porque restringe lo que siente. A diferencia del que lo niega, esta persona sí reconoce que le pasa algo pero no sabe cómo dirigirlo, no quiere expresarlo, o cree simplemente que no tiene derecho alguno a sentirse de esa forma.

Desbordamiento emocional

Antes de revisar las consecuencias de los problemas emocionales, veamos el último de ellos: ataque ocasionado por un conjunto de imágenes mentales que hacen sufrir a la persona, las cuales le llevan a actuar de manera equívoca y a tomar decisiones incorrectas.

Consecuencias de sufrir problemas emocionales

A diferencia de otras enfermedades, los problemas emocionales pueden ser indetectables físicamente. De hecho, la persona puede aparentar felicidad, cuando sus emociones le carcomen por dentro. Esto indudablemente puede llevarle a tomar decisiones precipitadas que pueden frustrarle más adelante.

Esta inestabilidad puede afectar muchísimo las relaciones personales de los individuos, porque las personas nunca sabrán a qué atenerse con él o ella, ya que un gesto sin importancia o una palabra malinterpretada puede ocasionar toda una catástrofe emocional innecesaria.

Por si fuera poco, al haber problemas de autoestima, es muy probable que la persona constantemente esté dudando de las intenciones reales de quienes le rodean, lo que puede generar un ambiente pesado a su alrededor, porque siempre estará buscando la manera de probarlos.

¿Qué hacer ante problemas emocionales?

La buena noticia es que todos los problemas emocionales tienen salida. Aunque lo recomendable es buscar ayuda profesional cuando nos sintamos desbordados o cuando no sepamos cómo digerir lo que sentimos, quiero compartir contigo algunas recomendaciones básicas.

Conectar con nosotros y con los demás es esencial. Permítete autoexplorarte, no temas vivir tus emociones, pues ellas son nuestras grandes compañeras de vida. Reserva momentos del día para conversar con quienes conviven contigo en la casa o el trabajo. Habla lo que sientes.

Una buena manera de conectar con nosotros también es poniéndonos al servicio de otros. Cuando usamos nuestro tiempo para dejar un aporte positivo en alguien que lo necesita, al construir lazos de cooperación, cuando nos sentimos útiles para el mundo, nuestra perspectiva sobre nosotros cambia.

También ten presente que el ejercicio físico es un gran aliado para mantener nuestra neuroquímica balanceada, además de ayudarnos a mantenernos en forma. Con actividades tan simples como salir a caminar media hora al día o usar la bicicleta para trasladarnos, estamos haciendo algo positivo.

infografia problemas emocionales ieie

Infografía sobre los problemas emocionales

Recomendaciones finales sobre problemas emocionales más frecuentes

Si quieres saber de qué manera lidiar con tus problemas emocionales, quiero invitarte a nuestra Academia de Emociones en Jerez, donde podrás experimentar en un escenario seguro. Con la conducción de nuestro equipo de psicólogos y terapeutas, te brindaremos la atención que necesitas.

Date la oportunidad de conocerte, de superar eso que te detiene de disfrutar plenamente, de iniciar otra etapa de tu vida en bienestar, mientras disfrutas del maravilloso paisaje del sur de España. Queremos que te regales este tiempo de desconexión para ti. ¡Te esperamos!