Marketing emocional: cómo vender emociones

El marketing emocional como nueva estrategia en la competitividad empresarial

En un post reciente hablábamos sobre los aportes del neuromarketing, ya que gracias a los estudios realizados en el área acerca del comportamiento humano, es que tanto científicos como expertos en neuromarketing han logrado comprender de mejor forma cómo funciona la mente.

Pero, ¿cómo crear buenas estrategias de marketing emocional? Más que una campaña de marketing, o el constante bombardeo de mensajes a los consumidores, lo cierto es que el exceso de ofertas hace que el panorama luzca borroso. Entonces, ¿cómo puede destacar una marca por encima del resto? Por la filiación emocional que sientan los compradores hacia ella.


¿Quieres aprender a manejar tus emociones?

Descarga en pdf nuestro ebook sobre inteligencia emocional

Ebook PDF sobre Inteligencia Emocional

El storytelling como herramienta para vender emociones

Seamos sinceros, ¿a quién no le gusta escuchar una buena historia? Desde tiempos remotos, el hombre ha creado historias para explicar aquello que escapaba de su entendimiento, pero que necesitaba entender. Esta razón tiene su explicación científica.

Cada vez que escuchamos una historia el cerebro libera dopamina, para poder recordarlas con más claridad. Imagina entonces la diferencia que significa desarrollar toda una campaña de marketing que no venda productos, sino que cuente historias.

Sin embargo, es importante destacar que a pesar de poder implicar un mensaje que toque las fibras y que pueda ser recordado, debe haber un marketing ético, que respete los valores y que sea socialmente responsable, ya que de acuerdo a las investigaciones, el 90% de los consumidores estaría dispuesto a sabotear empresas que no respetan la ética.

Marketing emocional: cómo vender emociones

Cómo enganchar clientes con storytelling

De acuerdo con Andrew Staton, director de cine, la mejor forma de enganchar a alguien con una buena historia es construyendo una secuencia de eventos. Él recomienda usar la técnica 2+2 de Pixar.

En pocas palabras, vez de contar todo en cuatro partes, lo más recomendable es siempre usar una pizca de suspenso y dejar que la audiencia haga el trabajo por sí sola.

Si quieres saber más el respecto, te dejo este video TED

 

Recomendaciones para impulsar el marketing emocional

Es claro que una historia bien contada puede llevar una marca a lo alto, porque puede evocar emociones específicas en las personas. Pero lo verdaderamente importante es generar una experiencia al comprador, que se vea reflejada en la atención al cliente externo, el buen trato al cliente interno de la empresa; proveedores y colaboradores. Todo cuenta.

Por ello debemos tener en cuenta que varios puntos:

Practica el autoconocimiento para conocer al cliente

El autoconocimiento debe ir en dos direcciones, tanto a nivel emocional en cada empleado como también en el conocimiento a fondo de la empresa. Los empleados con un fuerte desarrollo de habilidades blandas son más reflexivos, pero también reconocen sus emociones con más facilidad, por lo que pueden mantenerse motivados a pesar de las vicisitudes.

Por supuesto, la generación de un buen clima organizacional en las empresas que estimule la inteligencia emocional de los empleados, es lo que impulsará una mayor probabilidad de éxito empresarial.

Haz que tu marca destaque porque aporta valor

La excelencia solo se consigue cuando hay equipos de trabajo unidos, que estimulan el desarrollo de un sentido de pertenencia hacia la empresa. Más que ofrecer un producto, lo importante es dar lo mejor cada día, innovar, ser flexibles a nivel laboral, atender con la misma entrega a cada cliente por igual, y escuchar atentamente para solventar sus necesidades.

Acompaña al cliente, incluso después de haber comprado

La calidad y el buen precio ya no son suficientes. Después de una venta, hay que acompañar al cliente en su disfrute del producto o servicio. La atención al cliente después de la compra es más fundamental todavía, porque habla de que lo que verdaderamente pesa es el trato humano y gentil. Eso crea fidelidad del cliente.

Nadie permanece en un lugar donde no es atendido, donde no es escuchado o apoyado. En cambio, siempre queremos volver adonde nos han tratado con amor y respeto, donde se brinda información oportuna, donde se guía con paciencia y amabilidad. Más que vender, estamos creando una relación de compromiso que va a dejar un buen recuerdo de la marca.

Entiende que la gente compra por necesidad, pero también por simpatía.

Es cierto que compramos porque necesitamos algo en específico, pero también nos lleva a comprar la calidez del vendedor, la solidaridad, la fidelidad a una marca, las emociones que nos genera el producto o servicio, la imagen, y en especial como ya expliqué anteriormente; la responsabilidad social y la ética empresarial.

La gente quiere sentirse parte del cambio, y ya no están dispuestos a comprar a ciegas, por lo que ser honestos en la producción de nuestros productos y el apoyo a causas benéficas puede hacerte destacar aunque tu marca no sea de renombre mundial.

Marketing emocional: cómo vender emociones

Si algún descubrimiento ha impulsado esta pandemia es a llevarnos a entender la importancia de las relaciones humanas y la salud integral. Busquemos siempre el bien común, que allí yace el nuestro también.