Dra. Estrella Flores-Carretero.

¬ŅTe preocupa que t√ļ o alguien a quien quieres est√© sufriendo maltrato emocional? Identificar a un maltratador psicol√≥gico puede ser un reto, pero es el primer paso para acabar con un ciclo de toxicidad.

El abuso emocional se mantiene en secreto habitualmente debido al miedo, la verg√ľenza y el estigma asociados. Estos factores se deben a una deficiente concienciaci√≥n p√ļblica.

Entre las relaciones abusivas más frecuentes se encuentran la violencia de género, el acoso laboral, el bullying y el maltrato psicológico en la familia. Todas ellas tienen por objeto el sometimiento de la víctima.

Gracias a este artículo descubrirás los distintos tipos de maltratador emocional o sus principales rasgos característicos. Finalmente, mejorarás tu comprensión acerca de cómo protegerte a ti y los que te rodean. Comencemos.

maltratador psicologico ieie

¬ŅC√≥mo identificar los 10 rasgos de un maltratador psicol√≥gico?

¬ŅQu√© es el maltrato psicol√≥gico?

El maltrato psicol√≥gico se refiere a un tipo de abuso en el que una persona ejerce poder sobre otra mediante comportamientos que da√Īan su salud mental y emocional. No deja marcas visibles, pero puede ser igualmente perjudicial y traum√°tico.

Por eso la Organizaci√≥n Mundial de la Salud (OMS) define el maltrato psicol√≥gico como ¬ęlos actos de intimidaci√≥n, humillaci√≥n, amenaza o menosprecio dirigidos hacia una persona, especialmente en relaciones √≠ntimas o familiares, que tienen como resultado el deterioro de su bienestar mental¬Ľ.

En la investigaci√≥n oficial ‚ÄúInteligencia emocional para la prevenci√≥n‚ÄĚ se respalda la efectividad de esta herramienta, ya que el objetivo es que tanto v√≠ctimas como agresores rompan con los estereotipos de g√©nero, para establecer relaciones basadas en la empat√≠a, el di√°logo o la resoluci√≥n constructiva de conflictos.

¬ŅPuede haber maltrato psicol√≥gico sin haber maltrato f√≠sico?

Si, es posible, de hecho, esta circunstancia se manifiesta con frecuencia. La invisibilidad del maltrato emocional lleva a que sea minimizado o ignorado tanto por las propias víctimas como por quienes las rodean.

Sin embargo, el da√Īo emocional causado es duradero y deja secuelas significativas. Puede derivar en trastornos de ansiedad, depresi√≥n, baja autoestima, estr√©s postraum√°tico y dificultades en las relaciones interpersonales.

La manipulación y control ejercidos por un maltratador psicológico erosionan la confianza del afectado, dejándole atrapado en un ciclo abusivo. Por ello, es fundamental concienciar sobre esta forma de maltrato, ya que sus consecuencias llegan incluso a ser más perjudiciales.

¬ŅQu√© es un maltratador psicol√≥gico?

Un maltratador psicológico es una persona que utiliza patrones de comportamiento abusivo, con diferentes técnicas de coacción como la intimidación, con el objetivo de socavar la confianza de la víctima y poder ejercer un control sobre ella.

La dominaci√≥n emocional que ejerce un maltratador psicol√≥gico, est√° considerada como una forma grave de violencia en la gran mayor√≠a de legislaciones, debido a que los maltratadores psicol√≥gicos aprovechan cualquier circunstancia para ejercer un da√Īo premeditado.

Aunque la víctima exprese su malestar en un principio, el abuso continuará, ya que evidentemente el problema no depende de ella. De esta forma, la situación tiende a calmarse momentáneamente hasta que se repiten los patrones.

Tipos de maltratadores psicológicos

Cuando se trata de reconocer a los maltratadores psicológicos, es imprescindible comprender las distintas variedades. A continuación, te muestro las más comunes, aunque la mayoría de estos rasgos no son excluyentes entre sí:

Abusadores impulsivos o disfóricos

Un tipo de maltratador psicol√≥gico que act√ļa de forma espont√°nea y con escaso control emocional. De esta forma, puede enfadarse por cosas sin importancia, actuando agresivamente contra su pareja, a menudo sin previo aviso.

Este tipo de relación es muy inestable, dejando a la víctima siempre en alerta e insegura de lo que puede hacer estallar a su abusador. Tienen una gran tendencia a culpar a otros. Se perciben como víctimas y consideran que el mundo es hostil.

La victima tendr√° que actuar con cautela, suprimiendo en gran medida su propia voluntad. En algunos casos, un maltratador psicol√≥gico tiene antecedentes de abuso de sustancias u otros h√°bitos nocivos, lo que complica a√ļn m√°s las cosas.

Identificar a un maltratador impulsivo o disf√≥rico puede ser dif√≠cil, ya que sus acciones son incoherentes; sin embargo, hay varias se√Īales de advertencia a las que prestar atenci√≥n.

Si tu¬†pareja psicol√≥gica¬†tiene un historial de arrebatos repentinos o suele culpar a los dem√°s de sus problemas, es una se√Īal de alarma. Adem√°s, si sientes que debes vigilar tu comportamiento para no molestarle, es muy probable que haya un problema.

Abusadores antisociales

Manipuladores y peligrosos, los abusadores antisociales destacan entre los tipos de maltratadores porque muestran una total falta de empatía, no tienen en cuenta los derechos o sentimientos ajenos. Pueden tener antecedentes penales, el abuso de sustancias también suele formar parte de su historial.

Este tipo de maltratador psicol√≥gico es h√°bil para manipular a sus v√≠ctimas, empleando el encanto y el carisma para ganarse su confianza. La ‚Äúluz de gas‚ÄĚ es un comportamiento habitual, acusando a las v√≠ctimas de sus propios actos abusivos.

El sufrimiento emocional infligido puede ser devastador. Aislar a las víctimas de amigos y familiares es una táctica habitual, lo que les dificulta buscar ayuda. Sin embargo, afortunadamente cada vez existen más recursos de apoyo disponibles.

Maltratadores sobrecontrolados

Son los maltratadores psicológicos que muestran un enfoque excesivamente controlado del maltrato, suelen tener una necesidad profundamente arraigada de dominación, que intentan conseguir mediante un entorno inflexible y muy estructurado.

Este tipo de maltratador psicológico parece perfeccionista, con una idea clara de lo que está bien o mal, y utiliza esta necesidad de control como excusa para su comportamiento abusivo.

Emplean t√°cticas como la luz de gas y la cr√≠tica disfrazada de consejo √ļtil para conservar su poder. Las v√≠ctimas se encuentran en un interminable estado de ansiedad, sin saber nunca con certeza cu√°ndo sus acciones provocar√°n una respuesta hostil.

Uno de los principales rasgos de este tipo de maltratador psicológico es la falta de empatía hacia los demás. Están tan centrados en su control que son incapaces de identificar o responder a las necesidades emocionales de quienes les rodean.

Esto provoca una profunda sensaci√≥n de soledad en la v√≠ctima, que siente que sus sentimientos y necesidades no se toman en serio. Por ello, es fundamental reconocer las se√Īales para salvaguardarse de los efectos destructivos de su violencia psicol√≥gica.

el maltratador psicologico ieie

Rasgos del maltratador Psicológico

Los 10 rasgos de un maltratador psicológico

Una persona manipuladora o muy narcisista no tiene por qu√© ser maltratadora psicol√≥gica; no obstante, si algunos de los siguientes rasgos se manifiestan junto con un componente controlador, est√°s ante una relaci√≥n abusiva, ya que el control sobre su v√≠ctima es el fin √ļltimo de cualquier opresor emocional.

Manipulación

La manipulaci√≥n es una de las principales caracter√≠sticas del maltratador psicol√≥gico. En este sentido, el gaslighting o ‚Äúluz de gas‚ÄĚ es muy frecuente, el maltratador hace dudar a su v√≠ctima de su propia cordura.

A las víctimas les suele resultar difícil detectar la manipulación en sus relaciones. Los maltratadores emplean tácticas persuasivas, al tiempo que intentan culparlas de lo ocurrido.

La manipulaci√≥n adopta m√ļltiples formas, sobre todo cuando es sutil. Por ejemplo, un maltratador psicol√≥gico en la pareja puede utilizar cumplidos enmascarados para que la v√≠ctima haga lo que √©l desea. Tambi√©n emplean la intimidaci√≥n para que ceda a sus exigencias.

La manipulaci√≥n es se√Īal de una din√°mica de poder desequilibrada en una relaci√≥n, puede provocar graves traumas y disfunciones relacionales en la v√≠ctima. Es un rasgo habitual en el perfil de un maltratador de mujeres, es decir, en casos de violencia de g√©nero.

Te infravalora

El menosprecio es un arma poderosa en manos de un maltratador psicológico. A menudo comienza de manera sutil, con comentarios aparentemente inofensivos que desvalorizan los logros, habilidades o apariencia de la víctima.

Estos comentarios son disfrazados de ¬ębromas¬Ľ o cr√≠ticas constructivas, pero su objetivo subyacente es erosionar la autoconfianza y hacer sentir insignificante a la otra persona.

Adem√°s, un maltratador psicol√≥gico ‚Äúexperto‚ÄĚ utiliza t√°cticas m√°s avanzadas. Pueden ignorar deliberadamente, invalidar sus sentimientos y necesidades, o ridiculizarle en p√ļblico o en privado.

En el perfil de un hombre maltratador tambi√©n es muy com√ļn que minimicen los √©xitos de la v√≠ctima, atribuy√©ndolos a la suerte o a la ayuda de otros, mientras exageran y se atribuyen cualquier logro compartido. Estas acciones contin√ļan debilitando la autoestima de la v√≠ctima, haci√©ndola sentir cada vez m√°s impotente y dependiente.

¬ŅPor qu√© una mujer no puede dejar a un hombre maltratador? La dependencia es, precisamente, el sentimiento m√°s peligroso a desarrollar en este tipo de relaciones, ya que conlleva sentirse atrapado.

Es decir, por mucho que la v√≠ctima sepa conscientemente que deber√≠a abandonar el v√≠nculo, esta falsa sensaci√≥n de necesitar al maltratador se lo dificulta enormemente. Por eso lo mejor es atender a los primeros indicios cuando a√ļn no se ha forjado una fuerte conexi√≥n sentimental.

El riesgo de aislamiento también es elevado, ya que el maltratador psicológico suele desacreditar a las personas de apoyo o manipular las relaciones de la víctima para su propio beneficio.

Adem√°s de los efectos emocionales, el menosprecio tambi√©n influye negativamente al desempe√Īo acad√©mico y laboral de la v√≠ctima, lo cual acarrea importantes consecuencias futuras.

Aislamiento

Un maltratador psicológico empleará el aislamiento como táctica para controlar a sus víctimas. Esto puede adoptar la forma de restringir su contacto con amigos y familiares, limitar el acceso a dispositivos de comunicación, o incluso confinarlas a una sola habitación o zona de la casa.

Es fundamental reconocer cuándo se está recurriendo al aislamiento como herramienta de maltrato, para ayudar a la víctima a escapar de su captor. Estas experimentan un profundo sentimiento de abatimiento, el cual desencadena trastornos como la depresión, ansiedad e incluso ideas suicidas. El aislamiento social también se emplea como forma de condicionar a la víctima para que acepte el comportamiento del maltratador como norma.

Al limitar su exposición a perspectivas externas, el maltratador psicológico es capaz de establecer un entorno autocontenido en el que su comportamiento se considera aceptable.

Esto dificulta considerablemente que la v√≠ctima¬†identifique el maltrato y busque ayuda.¬†Por √ļltimo, es esencial reconocer que el aislamiento puede adoptar muchas formas, y que no siempre resulta evidente.

Por ejemplo, un maltratador psicológico puede utilizar técnicas sutiles, como hacer comentarios despectivos sobre los amigos y la familia de la víctima, o exigirle que le muestre todos los mensajes del teléfono móvil.

Control excesivo y desconfianza

A menudo un maltratador psicológico emplea tácticas para establecer una dinámica de poder, en la que limita el acceso de su víctima a las finanzas, los seres queridos, y puede incluso recurrir al chantaje emocional o a las amenazas físicas.

En consecuencia, las v√≠ctimas experimentan sentimientos de culpa o verg√ľenza, lo cual agrava el ciclo de aislamiento. Para cualquiera que se enfrente a un control excesivo, debe saber que hay esperanza y que, ante todo, no son los culpables.

Poca empatía

Reconocer el maltrato psicológico empieza por reconocer la falta de empatía del agresor. Esto significa una incapacidad para comprender o conectar con los sentimientos ajenos.

Esta es la razón por la que no tienen remordimientos al ignorar las emociones, negar su ayuda o incluso causar angustia. El maltratador psicológico expresa un sentimiento de derecho, en el que sus propios deseos tienen prioridad sobre los de los demás.

Nadie merece sufrir este tipo de violencia, y buscar ayuda de un profesional de la salud mental o de un grupo de apoyo supone un paso vital hacia el proceso de curación.

Es esencial se√Īalar que la falta de empat√≠a no s√≥lo est√° presente en los maltratadores, tambi√©n est√° asociada a ciertos trastornos de la personalidad, como el trastorno narcisista.

Sin embargo, cuando se combina con otros rasgos, como la manipulaci√≥n y la dominaci√≥n, se convierte en una poderosa herramienta para hacer da√Īo a los dem√°s.

Culpabilizar a la víctima

Para las personas atrapadas en el ciclo del maltrato, la sensación de impotencia es demasiado poderosa. El maltratador psicológico utiliza la culpa para controlar el comportamiento de la víctima, haciéndola sentir responsable de sus abusos.

En casos extremos, la víctima puede empezar a aceptar que ella es la razón de los problemas en la relación. El resultado es un bucle interminable de abuso emocional que es muy complicado de romper.

Es vital recordar que la víctima nunca es responsable de las acciones del maltratador psicológico. Culparla es una técnica maliciosa empleada para mantener el control.

Intimidación física o psicológica

Una de las principales características del maltratador psicológico es la intimidación física, que implica amenazas de violencia o incluso verdaderos actos violentos; es entonces cuando el abuso pasa a una escala de peligrosidad superior.

Esta t√°ctica provoca que las v√≠ctimas se sientan a√ļn m√°s impotentes, con miedo a hablar por temor a las represalias. Mientras que la intimidaci√≥n psicol√≥gica supone amenazas al bienestar emocional o la privaci√≥n de afecto, actos que tambi√©n ocasionan graves efectos.

Pensamiento dicotómico

El pensamiento dividido es una de las típicas características del maltratador psicológico, que supone ver el mundo en términos absolutos. Esto implica que descifran circunstancias e individuos como totalmente estupendos o absolutamente horribles, sin espacio para oscuridades intermedias.

Este tipo de deducción provoca una comprensión distorsionada de la realidad y dificulta que los maltratadores simpaticen. Implica una ausencia de reconocimiento de las emociones y necesidades de la víctima.

En ciertos casos, tienen convicciones inflexibles sobre puntos concretos y no están dispuestos a pensar en puntos de vista diferentes. Es por ello por lo que las víctimas de malos tratos se sienten controladas o invalidadas cuando no se tienen en cuenta sus perspectivas.

Es esencial percibir que la deducción dicotómica no es un método sólido ni productivo de echar un vistazo al mundo. Por eso si detectas estas conductas a alguien de tu entorno, es importante que le comentes las consecuencias propias y ajenas de su percepción.

Sin embargo, quien además de poseer esta visión también es un maltratador psicológico, tenderá a defender mediante violencia física o verbal sus opiniones para lograr anteponerlas a las del resto.

Susceptibilidad

Dentro del perfil del maltratador se incluye el rasgo de sentirse fácilmente ofendido o invadido sin motivo. Incluso cuando la víctima realiza comentarios inocentes, es sencillo que se comience a despertar su agresividad.

Por otro lado, es importante recordar que haber sufrido abusos psicológicos no significa que alguien sea débil o defectuoso. Cualquier individuo, independientemente de sus antecedentes o personalidad, puede ser víctima de manipulación.

Sin embargo, ser consciente de los signos del maltratador psicológico y reconocer la propia vulnerabilidad es increíblemente beneficioso para protegerse de males mayores.

Buscar el apoyo de un especialista cualificado en psicología sobre el maltrato es un primer paso poderoso en este proceso, que proporciona a las víctimas las herramientas y el apoyo que necesitan para recuperar su autonomía.

Sigue un ciclo de abuso

Un ciclo abusivo en una relación de maltrato sigue un patrón repetitivo que caracteriza a este tipo de dinámica destructiva. Aunque las circunstancias pueden variar, generalmente identifican las siguientes etapas:

Acumulación de tensión

Esta etapa es el preludio del abuso. La tensión y la frustración comienzan a acumularse en la relación con discusiones frecuentes, críticas constantes o falta de comunicación efectiva. La víctima se siente inquieta o temerosa, percibiendo signos de peligro inminente.

Incidente de abuso

La tensión acumulada llega a un punto crítico y se produce el acto de abuso. Aunque atravesar una y otra vez por estas fases ya supone un maltrato en sí mismo.

El abuso puede manifestarse de diversas formas: física, emocional, sexual o económica. El maltratador psicológico ejerce su poder sobre la víctima, utilizando tácticas de manipulación, insultos o cualquier otro medio para someterla.

Remordimiento y disculpa

Después del incidente, el maltratador suele mostrar arrepentimiento. Puede llegar a reconocer un comportamiento inapropiado y disculparse, prometiendo que no volverá a ocurrir. Tratará de convencer a la víctima de que el abuso fue un acto aislado y que realmente la ama.

Luna de miel

Fase de aparente calma y afecto. El acosador muestra comportamientos cari√Īosos, se esfuerza por complacer a la v√≠ctima y hace promesas de mejora. El afectado alberga esperanzas de que las cosas realmente cambiar√°n aferr√°ndose tristemente a esa ilusi√≥n.

Sin embargo, es crucial que sepas que la luna de miel es temporal e implica una táctica manipuladora para mantener la relación. El maltratador busca recuperar el control emocional y la lealtad antes de que comience nuevamente el ciclo.

Después llega la desafortunada repetición de las citadas fases. A medida que la luna de miel se desvanece, la tensión comienza a acumularse de nuevo y se produce otro periodo de abusos.

Es esencial destacar que cada vez que el ciclo se repite la tensión crece en intensidad, así como los maltratos. Esta dinámica tiende a ser altamente atrapante si no se ponen medios a tiempo, el apoyo externo resulta fundamental. Si puedes proporcionarlo, no te alejes de la víctima, aunque ella misma te lo pida.

¬ŅUn maltratador psicol√≥gico es consciente del da√Īo que hace?

Aunque las acciones del maltratador son evidentes, surge la pregunta de si realmente entienden el da√Īo que est√°n infligiendo. Para saberlo, se deben considerar sus motivaciones subyacentes.

Algunos maltratadores psicológicos poseen un fuerte deseo de control y dominio sobre sus víctimas, disfrutando del poder que obtienen al someterlas. Otros pueden tener problemas de autoestima, empleando el abuso para sentirse superiores.

En ambos casos, existe una intención de ejercer poder. Destaca su habilidad para negar o racionalizar el comportamiento abusivo.

De esta forma, otra de las características del maltratador psicológico es que justifican sus acciones culpando a la víctima, minimizando el impacto del abuso o incluso convenciéndose a sí mismos de que están actuando en beneficio mutuo.

Esta negaci√≥n dificulta su reconocimiento del dolor que infligen. Si bien un maltratador puede no ser completamente consciente del alcance exacto del da√Īo, es probable que siempre tenga alg√ļn grado de conocimiento sobre las consecuencias, una vez se manifiestan a trav√©s de la v√≠ctima.

Sin embargo, optan por ignorarlas con el fin de mantener su poder sobre la situación. Las actitudes y normas sociales también influyen en la conciencia del abusador.

Si se encuentran en un entorno donde la violencia es tolerada o incluso justificada, es más probable que no comprendan la gravedad del asunto. Además, las representaciones mediáticas y culturales de las relaciones también influyen en su percepción.

Por otro lado, entre las características del maltratador psicológico pueden encontrarse trastornos patológicos de la personalidad, como el narcisista o el trastorno antisocial, que se asocian con una incapacidad para apreciar el sufrimiento.

En estos casos, es m√°s probable que el opresor carezca de una verdadera conciencia del da√Īo, ya que su perspectiva se centra √ļnicamente en sus propias necesidades y deseos.

Pero en todo caso, aunque el maltratador tenga limitaciones o heridas internas, esto no excusa su conducta. La responsabilidad personal sigue siendo un aspecto crucial en la lucha contra el maltrato.

¬ŅUn hombre maltratador puede cambiar? Es posible que algunos, a trav√©s de la intervenci√≥n terap√©utica, puedan llegar a modificar su conducta y asumir la responsabilidad. Sin embargo, esto requiere de una profunda voluntad de cambio y un compromiso genuino con la sanaci√≥n.

En √ļltima instancia, la pregunta sobre si un maltratador psicol√≥gico es consciente del da√Īo que causa es compleja y multifac√©tica. Mientras que algunos pueden tener cierta conciencia, otros est√°n atrapados en la negaci√≥n o carecen de empat√≠a.

Independientemente, el abuso psicológico sigue siendo una conducta inaceptable que no debe ser tolerada en ninguna circunstancia. Es fundamental que las víctimas sean protegidas y que los culpables no sean eximidos.

Consecuencias del maltrato psicológico para las víctimas

Como he puntualizado anteriormente, el maltrato psicol√≥gico conlleva repercusiones muy graves que perduran m√°s all√° de su ocurrencia, al margen de que el abuso haya sido √ļnicamente emocional.

Una de las principales es la disminuci√≥n de la autoestima. Se hace sentir a las v√≠ctimas como personas inconsecuentes, impotentes e in√ļtiles, lo cual provoca diversas afecciones de salud mental.

Este hecho perjudica a todos los √°mbitos de su vida: futuras conexiones emocionales, desempe√Īo laboral y acad√©mico, habilidades sociales, dificultad para conciliar el sue√Īo‚Ķ A su vez, estas circunstancias generan nuevos perjuicios, por ejemplo, de car√°cter econ√≥mico.

No obstante, aquí tienes una lista de las principales consecuencias concretas que genera una experiencia de maltrato psicológico:

  • Aislamiento social.
  • Dependencia emocional.
  • Estr√©s cr√≥nico.
  • Aumento de la presi√≥n arterial.
  • Trastornos de sue√Īo.
  • Dolores musculares y desmayos.
  • Dificultad para generar nuevas conexiones.
  • Ataques de ansiedad intensa.
  • Impacto en el desarrollo personal.
infografia maltratador psicológico ieie

Infografía sobre los rasgos de un maltratador psicológico

Recomendaciones finales sobre cómo reconocer los 10 rasgos de un maltratador psicológico

El maltrato psicológico es una realidad dolorosa y destructiva que afecta a muchas personas en la actualidad. Supone una forma de violencia invisible, donde las palabras y acciones hirientes se convierten en poderosas armas contra la autoestima.

Durante el 2019, al menos el 58% de las mujeres espa√Īolas entre 15 y 49 a√Īos sufrieron maltrato psicol√≥gico. Este es uno de los innumerables datos que alertan sobre la importancia de construir una educaci√≥n basada en la concienciaci√≥n sobre esta lacra social.

Por desgracia, los datos no difieren mucho con los de otros pa√≠ses alrededor del mundo. Aunque cualquiera puede sufrir este abuso, las estad√≠sticas apuntan como las v√≠ctimas m√°s susceptibles son mujeres de entre 22 y 39 a√Īos.

Sin embargo, en medio de la oscuridad, cada uno de nosotros tiene el poder de ser un agente de cambio, a la hora de levantar la voz contra el maltratador psicológico y ofrecer apoyo a aquellos que lo sufren.

En el IEIE somos más que conscientes de esta realidad, por ello te ofrecemos formaciones que tienen como objetivo principal reforzar la gestión emocional y la identificación de patrones psicológicos perjudiciales. Entre ellas destaca Academia de Emociones la Experiencia.

Es un curso intensivo de cinco días con un grupo de expertos, mientras viajas, conoces gente nueva y realizas actividades en una ciudad emblemática como Jerez de la Frontera.

Mejorar√°s habilidades tan esenciales para el bienestar emocional como son la autoestima, el autocontrol, la resoluci√≥n de conflictos o la toma de decisiones gracias a t√©cnicas concretas ¬ŅA qu√© esperas para obtener m√°s informaci√≥n?