Dra. Estrella Flores-Carretero.

¿Estás seguro de que tomas tus propias decisiones? Los sesgos cognitivos son errores de pensamiento que influyen en tus decisiones y percepciones, ya que son atajos mentales que te permiten tomar decisiones rápidas, pero a veces te llevan a interpretaciones erróneas de la realidad.

Por eso tienen gran influencia en tu vida, debido a que estos atajos mentales son utilizados por tu cerebro para procesar la información de manera más rápida basada en la percepción de lo que consideras una realidad.

Sin embargo, esta percepción de tu realidad puede estar influenciada tanto por factores internos como tus creencias, conocimientos y las emociones, como por factores externos entre los que se encuentran la familia, los amigos y la sociedad.

Aprender a detectar los sesgos cognitivos que pueden influenciar tus pensamientos y decisiones ante una situación determinada, puede ser la clave para alcanzar el éxito o tomar una mala decisión.

los sesgos cognitivos ieie

4 beneficios de saber detectar los sesgos cognitivos en la vida para ser una persona más exitosa

¿Qué son los sesgos cognitivos?

Los sesgos cognitivos son fenómenos estudiados en la psicología social que se refieren a los errores de pensamiento en la interpretación de la realidad, que afectan a las acciones y decisiones, ya que son atajos mentales que permiten tomar decisiones rápidas.

La definición de sesgos cognitivos sería como una distorsión en tu interpretación de la información que recibes del entorno, lo que te lleva a tomar decisiones basadas en información incorrecta o incompleta.

Como los sesgos cognitivos están asociados con tus percepciones, juicios, creencias y toma de decisiones, pueden llevarte a interpretaciones incorrectas de la realidad.

Importancia de los sesgos cognitivos en el cerebro humano

Los sesgos cognitivos son parte inherente del funcionamiento del cerebro humano y tienen una importancia evolutiva, a pesar de que pueden afectar la percepción de la realidad y la capacidad de tomar decisiones informadas.

El cerebro tiende a procesar la información de manera selectiva, dándole más importancia a ciertos estímulos y desatendiendo otros. También tiende a buscar patrones y conexiones, incluso cuando no existen, y a buscar información que confirme las creencias preexistentes.

Históricamente, los sesgos cognitivos son atajos mentales que evolutivamente han sido útiles para la supervivencia, ya que permitían tomar decisiones rápidas en situaciones potencialmente peligrosas; sin embargo, en la actualidad, pueden llevar a errores y juicios incorrectos.

Tipos de sesgos cognitivos

Los sesgos cognitivos están asociados con diferentes formas de pensar, de relacionarte con los demás y de la forma como ves la realidad que te rodea; sin embargo, dependiendo de la incidencia que tengan, se pueden asociar en los siguientes tipos:

Sesgos cognitivos que afectan tu percepción de la realidad

Estos sesgos cognitivos pueden llevarte a distorsionar tu percepción de la realidad y a tomar decisiones poco objetivas, alguno de los más comunes son:

Sobre generalización

La sobre generalización es uno de los sesgos cognitivos más comunes, en él tiendes a hacer conclusiones generales basadas en una sola experiencia o en poca evidencia.

Sesgo de Magnificación

La magnificación es un sesgo cognitivo en donde tiendes a exagerar la importancia o las consecuencias de un evento o situación, sin ningún tipo de justificación racional o evidente.

Sesgo de anclaje

El efecto de anclaje es cuando tomas decisiones y sueles depender en exceso de la primera información que recibes, conocida como el «ancla». Por ejemplo, esto puede influir en tus compras; si ves un artículo con un precio inicial muy alto, y luego lo rebajan, podrías percibirlo como una gran oferta, aunque el precio final aún sea alto.

Sesgo de disponibilidad

Este sesgo ocurre cuando juzgas la probabilidad de eventos basándote en la facilidad con que te vienen a la mente ejemplos similares. Por ejemplo, si has escuchado recientemente sobre accidentes de avión, podrías sobreestimar la probabilidad de que ocurra uno, a pesar de que estadísticamente es un medio de transporte muy seguro.

Sesgo de optimismo

Sueles sobreestimar la probabilidad de que te ocurran cosas buenas y subestimar la de las malas. Esto puede llevarte a tomar riesgos innecesarios, como no contratar un seguro o procrastinar, porque crees que todo saldrá bien sin tomar en cuenta posibles contratiempos.

Sesgos cognitivos que afectan la percepción de tus capacidades

Debido a tus hábitos, valores y creencias algunos sesgos cognitivos pueden afectar tu autoestima, además de la percepción de tus capacidades; entre ellos se puede destacar:

Minimización de lo positivo

En el sesgo de la minimización de lo positivo, tiendes a subestimar o ignorar los aspectos favorables de una situación que se te presenta y te enfocas más en los aspectos negativos.

Sesgo de la personalización

Entras en el sesgo de la personalización cuando te atribuyes excesivamente la responsabilidad en eventos externos o situaciones que están fuera del alcance de tu control.

Sesgo de atribución

El sesgo de atribución se refiere a cómo explicas las causas del comportamiento propio y ajeno. Tiendes a atribuir tus éxitos a tus habilidades y tus fracasos a factores externos, mientras que puedes hacer lo contrario con los demás, lo que puede afectar tus relaciones interpersonales y tu autoevaluación.

Sesgos cognitivos que afectan tus relaciones con los demás

Otro de los sesgos cognitivos más frecuentes son aquellos que pueden llevarte a malinterpretar las intenciones de los demás y a tomar decisiones basadas en suposiciones infundadas; algunos de ellos son:

Sesgo de lectura del pensamiento

La lectura del pensamiento es un sesgo en el que asumes saber lo que los demás están pensando o sintiendo sin tener pruebas concretas, tan solo con mirar su comportamiento.

Sesgo de la falacia del adivino

El sesgo de la falacia del adivino implica creer que puedes predecir eventos futuros o resultados sin contar con información suficiente o válida, utilizando sólo tu intuición o suposiciones.

Sesgo del efecto halo

Con el efecto halo tiendes a formar una impresión general de una persona basándote en una sola característica positiva (o negativa). Por ejemplo, si alguien es muy atractivo, podrías asumir que también es inteligente y amable, lo cual puede influir en cómo interactúas con esa persona y en las oportunidades que le ofreces.

Sesgo del efecto de arrastre

También conocido como efecto de la mayoría, este sesgo te lleva a seguir las creencias y comportamientos del grupo. Por ejemplo, si la mayoría de tus amigos adoptan una nueva moda o tecnología, es probable que tú también lo hagas, incluso si inicialmente no estabas interesado.

Sesgos cognitivos que limitan tu crecimiento personal

Entre los sesgos cognitivos más frecuentes están aquellos que pueden dificultar la resolución de conflictos, tus relaciones con los demás y limitar tu crecimiento personal; algunos de ellos son:

Sesgo de Culpabilización

La culpabilización es el tipo de sesgo cognitivo en el que atribuyes la responsabilidad de una situación problemática o conflicto a una persona o grupo en particular, sin considerar otros factores o circunstancias.

Sesgo de orientación al arrepentimiento

La orientación al arrepentimiento implica lamentarse y enfocarse en lo que podrías haber hecho de manera diferente en el pasado, en lugar de buscar soluciones o aprender de la experiencia.

Sesgos cognitivos que afectan tu capacidad de aprendizaje

Entre los sesgos cognitivos más importantes están los que pueden distorsionar la percepción de tus propios logros y limitar tu capacidad de aprendizaje de los errores, entre ellos destacan:

Sesgo de la retrospectiva

El sesgo de la retrospectiva es cuando tiendes a creer que podrías haber predicho o evitado eventos pasados una vez que ya han sucedido, a pesar de no contar con esa certeza en el momento.

Sesgo en beneficio propio

El sesgo en beneficio propio ocurre cuando buscas atribuirte el mérito de los logros o éxitos alcanzados y atribuir los fracasos o problemas que te ocurren a factores externos que están fuera de tu alcance.

Efecto de contraste

Tus percepciones se ven influenciadas por comparaciones recientes. Si pruebas un vino muy caro y luego uno barato, el segundo te parecerá de peor calidad de lo que es en realidad. Este efecto puede afectar desde tus compras hasta tus valoraciones personales.

Sesgos cognitivos que refuerzan tus perjuicios

Entre sesgos cognitivos más comunes, se encuentran los que pueden reforzar prejuicios y limitar tu capacidad de considerar diferentes perspectivas; alguno de ellos son:

Sesgo de confirmación

El sesgo de confirmación es cuando buscas y das más peso a la información que confirma tus creencias preexistentes, mientras ignoras o descartas la información que las contradice.

Sesgo de profecía de autocumplimiento

El sesgo de profecía de autocumplimiento es cuando tus expectativas sobre el comportamiento de otras personas hacen que estas actúen de acuerdo con esas expectativas.

tomar decisiones rapidas ieie

Los sesgos cognitivos te ayudan a tomar decisiones rápidas

Ejemplos de sesgos cognitivos en diferentes áreas de la vida

A menudo puedes encontrar ejemplos reales de sesgos cognitivos en las situaciones que se te presentan, debido a que las decisiones están influenciadas por tus creencias, valores y conocimientos. Algunos ejemplos son:

Los sesgos cognitivos en los negocios

En el entorno empresarial, los sesgos cognitivos pueden influir en la toma de decisiones estratégicas y en la evaluación de oportunidades, lo que puede afectar negativamente la eficacia y el rendimiento empresarial.

Un ejemplo común es el sesgo de confirmación, donde las personas tienden a buscar información que confirme sus creencias preexistentes, lo que puede llevar a decisiones sesgadas y a ignorar información relevante que contradiga esas creencias.

Otro sesgo frecuente es el sesgo en beneficio propio, donde las personas tienden a tomar decisiones que maximizan su propia ganancia en lugar del beneficio de la empresa.

Los sesgos cognitivos en la toma de decisiones estratégicas

En la toma de decisiones estratégicas, los sesgos cognitivos pueden distorsionar la evaluación de riesgos y recompensas, lo que puede llevar a una falta de adaptación a los cambios en el entorno y a decisiones estratégicas poco efectivas.

Por ejemplo, el sesgo de la retrospectiva puede llevar a sobrevalorar la importancia de eventos pasados y subestimar factores imprevistos en la planificación estratégica.

El sesgo de confirmación también puede influir en la selección de estrategias, ya que las personas tienden a favorecer información que respalde sus ideas preconcebidas.

Los sesgos cognitivos en marketing y la psicología

En la publicidad y la psicología, los sesgos cognitivos pueden ser utilizados para influir en las percepciones y decisiones de las personas; por ejemplo, la sobre generalización puede ser utilizada en la publicidad para crear estereotipos y sesgos negativos hacia ciertos grupos.

La lectura del pensamiento y la falacia del adivino pueden ser utilizadas para crear la ilusión de que se conoce y entiende el pensamiento de los demás, lo cual puede ser persuasivo, debido a que pueden manipular la percepción y la toma de decisiones de las personas.

Los sesgos cognitivos en la política y la medicina

Los sesgos cognitivos pueden influir en la interpretación de la información y en la toma de decisiones; por ejemplo, el sesgo de confirmación puede llevar a una interpretación sesgada de los datos en el campo de la investigación, lo cual puede afectar la validez de los estudios y la adopción de políticas basadas en evidencia.

En medicina, el sesgo de confirmación y el sesgo en beneficio propio pueden influir en el diagnóstico y tratamiento de los pacientes y esto puede tener un impacto significativo en la calidad de la investigación y la atención médica ofrecida.

Beneficios de saber detectar los sesgos cognitivos en la vida cotidiana

Detectar los sesgos cognitivos en tu vida puede tener un impacto muy positivo y significativo, puesto que al darte cuenta de cómo estos atajos mentales influyen en tus pensamientos y decisiones, puedes empezar a tomar acciones más conscientes y equilibradas.

Mejorar la toma de decisiones

Identificar y superar los sesgos cognitivos es fundamental para mejorar tu capacidad de toma de decisiones, ya que pueden afectar la forma en que evalúas la información y te lleva a decisiones erróneas.

Al ser consciente de la existencia de estos sesgos, puedes cuestionar tus propios juicios y buscar información adicional antes de tomar una decisión, con el fin de estar más fundamentada.

Mejorar la percepción de la realidad

Tus sesgos cognitivos distorsionan la percepción de la realidad al interpretar la información de manera sesgada, por eso al identificar y superar estos sesgos te permite tener una visión más clara y objetiva de las situaciones.

Al cuestionar tus interpretaciones automáticas y considerar diferentes perspectivas, puedes evitar caer en patrones de pensamiento incorrectos, lo que te ayuda a comprender mejor el entorno que te rodea y tomar decisiones más acertadas con base en una percepción más precisa.

Mejorar tus relaciones personales

Ser consciente de tus sesgos mejora tus relaciones personales, ya que el entender el efecto halo, por ejemplo, te permite reconocer cuándo estás juzgando a otra persona basada en una primera impresión y te anima a conocerla mejor antes de formarte una opinión completa, lo que puede llevarte a tener relaciones más genuinas y satisfactorias.

Mejorar tus habilidades de negociación

Ser consciente de los sesgos cognitivos como el efecto de anclaje te ayuda a negociar mejor y a evaluar las propuestas de manera más objetiva. Por ejemplo, al estar alerta sobre cómo un primer precio sugerido puede influir en tu percepción, puedes ser más crítico y evaluar todas las opciones disponibles antes de decidir.

Relación entre sesgos cognitivos y trastornos mentales

Los sesgos cognitivos tienen un papel significativo en los trastornos mentales, ya que estos patrones de pensamiento distorsionado contribuyen a la aparición y mantenimiento de condiciones como la ansiedad y la depresión.

Comprender cómo estos sesgos afectan la experiencia subjetiva puede ser fundamental para el desarrollo de estrategias de tratamiento más efectivas, ya que los sesgos cognitivos pueden aumentar la sensación de malestar emocional en personas con trastornos mentales

Importancia de abordar los sesgos cognitivos para la salud mental

Abordar los sesgos cognitivos es crucial para tener una buena salud mental y el bienestar general, pues pueden distorsionar la manera en que interpretas y reaccionas a los eventos en tu vida.

Al aprender a identificar y cuestionar estos sesgos cognitivos, puedes desarrollar una perspectiva más objetiva y realista de tus circunstancias, con el fin de tomar decisiones basadas en una visión más precisa de la realidad y lograr:

  • Mejorar la gestión del estrés.
  • Aumentar la resiliencia emocional.
  • Mejorar la calidad de vida en general.
infografia los sesgos cognitivos ieie

Infografía sobre los sesgos cognitivos

Recomendaciones finales sobre los beneficios de saber detectar los sesgos cognitivos en la vida para ser una persona más exitosa

Para mejorar tu capacidad de toma de decisiones y la percepción de la realidad, es importante comprender cómo funcionan estos sesgos cognitivos, ya que reconocerlos puede ayudarte a cuestionar tus decisiones y percepciones, promoviendo una visión más equilibrada y menos influenciada por estos atajos mentales.

Saber detectar tus sesgos también te hace una persona más adaptable y abierta al cambio, ya que puedes tener la disposición de cuestionar tus propias creencias y comportamientos.

Esto fomenta tu crecimiento personal continuo y te permite aprender y evolucionar constantemente, mejorando tu capacidad para enfrentar desafíos y adaptarte a nuevas circunstancias.

Si estás interesado en aprender a reconocer tus sesgos cognitivos a través de la gestión de las emociones, te invitamos a participar en la Academia de Emociones La Experiencia, una formación vivencial, donde conocerás nuevos lugares y personas, mientras desarrollas tu Inteligencia Emocional.