A pesar de los múltiples esfuerzos para conseguir una sociedad igualitaria, todavía queda mucho trecho que recorrer para que tanto hombres como mujeres tengan los mismos derechos laborales, en el que se les pague lo mismo por ejercer el mismo puesto, y en donde puedan acceder a puestos directivos sin distinción alguna de género. La clave para lograrlo es el liderazgo femenino empresarial.

A continuación, te cuento un breve repaso de la perspectiva del liderazgo actual y cómo lograr un verdadero cambio en las organizaciones, porque liderar en femenino es cuestión de hombres y mujeres por igual.

Liderazgo femenino en las empresas: 3 tips

Liderazgo femenino en las empresas: 3 tips

Liderazgo femenino en la actualidad

El mundo empresarial, así como cualquier otra rama, requiere de líderes de ambos sexos porque así está conformada nuestra sociedad. Más que cuotas por género, necesitamos que al frente estén las personas capacitadas para ello, sean hombres o mujeres, aunque también es cierto que el patrón mental que muchas personas poseen acerca de lo que es un buen liderazgo, no les permite ver el gran aporte que muchas mujeres de impacto, que cuentan con grandes capacidades para gerenciar, aporten su visión desde un puesto de gerencial.


Haz clic aquí y descarga nuestro ebook de inteligencia emocional en PDF

Ebook PDF sobre Inteligencia Emocional

 

Siempre han habido tontos en ambos géneros, pero también personas con grandes capacidades, y la suficiente inteligencia racional y emocional para dirigir. Lo que debe prevalecer siempre que la escogencia de la persona para el cargo sea por sus aptitudes y actitudes, más que su condición de hombre o mujer.

No obstante, existen algunas cifras interesantes con respecto al liderazgo femenino, que son importantes analizar. Por ejemplo, según el mapa del emprendimiento del South Summit 2019, en Latinoamérica existe un 26% de mujeres emprendedoras, mientras que en España la cifra es de un 19%. Solo uno de cada cinco emprendedores es una mujer.

Por otro lado, el porcentaje de hombres que emprenden en solitario es de 26%, en contraste con un 62% de mujeres que deciden ser empresarias de manera individual.

El mismo informe detalla que hay muchos equipos empresariales formados por cuatro o más fundadores masculinos, pero que los equipos totalmente femeninos no existen. Llamadme simple, pero deduzco dos cosas: que las mujeres actúan de manera más valiente e inclusiva.

No obstante, de acuerdo a cifras de la OCDE, hay un 10% más de probabilidades de que una startup sea financiada si está fundada por hombres.

En el siguiente gráfico se aprecia cómo el número de emprendimientos fundados netamente por mujeres son menores, en comparación con aquellos en donde al menos una integrante del equipo es mujer.

Ojalá acabemos pronto con estos estereotipos que llevan a la gente a preferir que los opere un cirujano a una cirujana, a que los gobierne un presidente en vez de una presidenta o a viajar en un avión con un piloto a los mandos en lugar de una piloto (o pilota).

Es innegable que el efecto de liderazgo de las mujeres en una comunidad, trae muchos beneficios, ya que hemos sido educadas para llevarnos más con nuestras emociones, que la gran mayoría de los hombres. Ser empáticos es una habilidad blanda muy valorada hoy en día, y a las mujeres por lo general, se nos enseña a desarrollarlo desde niñas.

Apoyar a las mujeres en su desarrollo integral es tarea de todos, en especial en aquellos países donde los números son más alarmantes que los que podemos observar en Europa.

Liderazgo femenino en las empresas: 3 tips

Qué es el liderazgo femenino

Por ello, hace falta señalar que cuando se habla de «liderar en femenino» –esto es, ejercer un liderazgo emocional aunque sea también de hombres– debe regir en todas las empresas y tanto en líderes hombres como en líderes mujeres.

Y esto debe ser así porque liderar no es otra cosa que lograr que todo el equipo unido avance en la misma dirección para la consecución de los objetivos empresariales.

Características del liderazgo femenino

Liderazgo empático

Un o una líder emocional tiene en cuenta las necesidades de su equipo, tanto las profesionales como las personales. Es empático con las emociones de sus colaboradores y trabaja para alcanzar el bienestar de las personas. Su liderazgo está fundamentado en valores humanos.

Liderazgo cooperativo

La humildad del líder o de la líder es esencial para poder escuchar, pedir, rectificar, apoyar, reconocer los propios errores y dejarse ayudar. Además, un líder emocional sabe valorar a los otros y felicitarlos por su trabajo.

Liderazgo que potencia las emociones

El líder o la líder que sabe gestionar sus emociones y analizar las de los demás busca que todos puedan expresarse, que se sientan valorados y que soliciten ayuda cuando lo consideren necesario.

Mediante políticas adaptadas, cursos para gestionar emociones y programas de mentoring, se logra incrementar la seguridad en uno mismo, lo que conducirá a forjar equipos cohesionados, con deseos de innovar, creativos, flexibles, sin temor a los cambios y con una autoestima saludable.

Liderazgo femenino en las empresas: 3 tips

En el Instituto Europeo de Inteligencias Eficientes apoyamos el empoderamiento femenino en todos los ámbitos, y para ellos hemos creado Mujer Alfa, nuestro primer congreso de mujeres emprendedoras, para impulsar el liderazgo femenino.

Mujer y liderazgo no son dos palabras divorciadas, al menos ya no en el mundo actual, el cual se encuentra en constante cambio. Cada vez hay más puertas abiertas para que las mujeres demostremos que somos capaces de liderar y llevar las riendas de cualquier proyecto en el que deseemos invertir nuestro tiempo, pero no nos durmamos en los laureles, que el trecho de desigualdad sigue siendo grande.