Por Dra. Estrella Flores-Carretero.

Seguramente ya has leído este término a lo largo de nuestro blog, pero ¿sabes realmente lo que significa ser una mujer alfa? Más allá de ser el nombre de uno de los proyectos del IEIE que busca impulsar el liderazgo y el empoderamiento femenino, es una actitud de vida que te impulsará al logro de metas.

Y es que justamente, si desarrollas las características de una mujer empoderada entonces eres una mujer alfa. Pero para que dicho proceso ocurra, es necesario que tomes consciencia de ti, de lo que vales, de lo que puedes aportar, que tu independencia y seguridad propia.

Porque ser una mujer alfa es tomar conciencia de tus habilidades personales y en inteligencia emocional para liderar a un grupo o una comunidad. Y esto solo es posible cuando tomas revisas exhaustivamente tus patrones mentales y te das cuenta de aquello que debes cambiar o potenciar en ti.

Así que si quieres saber qué es ser una mujer alfa y formar parte de la cultura empoderada, sigue leyendo y entérate sobre cuáles son las ventajas que conlleva convertirse en una y en qué actividades puedes participar para potenciar dichas habilidades en ti.

Las 3 ventajas de ser una Mujer Alfa

Las 3 ventajas de ser una Mujer Alfa

¿Qué es ser una mujer alfa?

Ser una mujer alfa es ser una mujer con convicciones sociales lejos del estereotipo culturalmente aceptado, donde los hombres mandan y las mujeres solo están destinadas a dirigir la casa y el cuidado de los niños. De hecho, es un concepto donde entran las cualidades de las mujeres empoderadas.

Entre dichas cualidades de una mujer empoderada está el ser decidida, tener capacidad de liderazgo, mantenerse en constante aprendizaje, dar su opinión sin temor, ser económicamente independiente, tener muy buena autoestima, valorar sus logros y buscar el crecimiento de su comunidad.

Como es una mujer empoderada, es importante destacar que ella puede decidir libremente si tiene hijos o no, si se casa o no. Lo importante es que más allá de todos estos roles, que también son los de una mujer, ella tiene libertad de decisión en cuanto a lo que desea hacer con su vida.

¿Cómo saber si eres una mujer alfa o una mujer con carácter?

Es importante que aprendas desde ya a reconocer si eres una mujer alfa o si solo eres una mujer con carácter, pero de mucho ímpetu en salir adelante, pues aunque ambos estilos son bastante parecidos, existen ciertas sutilezas que diferencian a una de la otra.

Por ejemplo, ser una mujer alfa implica tener una autoestima saludable y contar con el desarrollo de habilidades en inteligencia emocional, que son tan indispensables para el liderazgo femenino. En cambio, las segundas por lo regular sienten necesidad de aprobación y suelen ser inseguras.

Pero este escenario puede cambiar. Una mujer con carácter puede aprender a cómo ser una mujer empoderada, y así ser una mujer alfa, capaz de tener la suficiente confianza en sí como para lograr sus metas. Todo es cuestión de trabajar en sí misma.

¿Se nace para ser una mujer alfa?

Todas las mujeres nacemos con distintas cualidades que nos hacen únicas. Sin embargo, es probable que aunque todas podemos ser una mujer alfa, algunas se vean más motivadas por su entorno en desarrollar estas capacidades más que otras mujeres.

Aunque pienses que las cualidades de una mujer empoderada son de nacimiento, la verdad es que estas se desarrollan gracias a un entorno donde florezca una cultura empoderada, y este cambio solo es posible impulsarlo desde una educación de calidad tanto en la escuela como en el hogar.

Participa en el Primer Congreso Mujer Alfa

Un evento a favor de la no discriminación de la mujer, el empoderamiento y emprendimiento femenino
Ahora a petición del publico disponible hasta febrero de 2022 y aun precio increíble.

Ver el Congreso Mujer Alfa

Características de ser una mujer alfa

Como se ha rescatado a lo largo del artículo, ser una mujer alfa requiere de ciertas características, ya que es una mujer empoderada. Estas son:

Es una mujer independiente

Ser una mujer alfa es reconocer que tienes la suficiente capacidad como para valerte económicamente por ti misma, pero también que tienes la fortaleza emocional como para entender que el cuidado de tus emociones depende de ti y no de un tercero.

Tiene en claro lo que quiere

Como es una mujer empoderada, ella cuenta con las herramientas para cumplir sus proyectos personales. Va por sus sueños sin temor alguno, porque tiene la suficiente autoconfianza como para lograr lo que desea y porque a pesar de los contratiempos que puedan presentar, tiene paciencia para ir tras sus metas.

Traza planes para cumplir sus metas

Ella tiene las claves de una mujer empoderada, por lo tanto; va tras sus sueños con optimismo y perseverancia. Para lograrlos, organiza sus metas dando pequeños pero certeros pasos que la acerquen a su meta y no se rinde tan fácilmente, porque sabe que la recompensa lo vale.

Tiene alta autoestima

Posee una alta autoestima porque ha hecho una profunda autoevaluación de sí, probablemente con la ayuda de profesionales en psicología, por lo que reconoce sus patrones mentales, trabaja en cambiar los negativos, conoce su valor como persona, por lo que es capaz de amarse y cuidarse a sí misma.

Reconoce sus fracasos y aprende de ellos

Para ser una mujer alfa se requiere tener el valor suficiente como para reconocer los errores individuales. De hecho, ni siquiera mira sus fracasos como algo netamente negativos, pues sabe que de ellos hay grandes lecciones de las cuales puede aprender.

Las 3 ventajas de ser una Mujer Alfa

Cómo llegar a ser una mujer alfa

Ser una mujer alfa es saber cómo ser una mujer empoderada, lo que quiere decir que una vez que tu conciencia ha despertado y que conoces tu valía como persona, entonces ya tienes un buen camino por delante. Sin embargo, vale la pena que tomes en cuenta los siguientes puntos:

Siempre hazte respetar

Las mujeres empoderadas saben que nadie está por encima de nadie y que los juicios de valor sobre las personas nunca aportan nada positivo. Son personas que saben el valor de contar con el respeto de las personas, por lo que tratan a todos de la misma manera en las que les gusta que las traten a ellas.

Ten iniciativa propia

Ya que es una mujer empoderada, una mujer alfa sabe que puede emprender su propio negocio. Evita esperar a que otros les propongan, además de que realmente no necesitan que las motiven a crear proyectos porque siempre están innovando e investigando en lo que les apasiona.

Brinda apoyo a otras mujeres

Una de las características de una mujer empoderada es la sororidad es importantísima. Crear redes de apoyo entre nosotras es clave para que nuestros proyectos florezcan. Los egos y las envidias no caben en el empoderamiento femenino, porque el logro de una impulsa a todas.

Reconoce el aporte que los hombres pueden brindar

Una mujer empoderada sabe que un hombre puede ser un gran aliado en la búsqueda de la igualdad de género, porque buscamos un cambio de mentalidad con respecto a nuestro papel en la sociedad, y en ello los hombres juegan un papel fundamental.

Forma parte de una comunidad

Para llegar a ser una mujer alfa es necesario que participes en eventos que tengan que ver contra la no discriminación de la mujer, el empoderamiento femenino y los emprendimientos liderados por mujeres como el Congreso Mujer Alfa, un programa de mujeres empoderadas donde se reúnen personalidades y líderes hispanos en pro de los derechos de las mujeres y las minorías.

Que está muy relacionada con la campaña de Principios para el Empoderamiento de las Mujeres (WEPs) realizada por la ONU para la promoción de la igualdad de género y del empoderamiento de las mujeres.

Las 3 ventajas de ser una Mujer Alfa

Las 3 ventajas de ser una mujer alfa

Ser una mujer alfa tiene grandes ventajas que impulsarán tu crecimiento personal. Léelas y convéncete de que convertirte en una es lo mejor que te puede pasar en la vida. Estas son:

Es honesta

Ser una mujer alfa implica conocerse lo suficiente a sí misma, como para saber lo que quiere y no quiere en su vida. Ha creado un proyecto de vida, por lo tanto; sabe que la honestidad es uno de los valores de una persona empoderada que le abrirá muchas puertas.

Es ejemplo para otras mujeres

Ser una mujer alfa es tener la responsabilidad suficiente como para poder ser parte de los ejemplos de mujeres empoderadas que pueden inspirar. El mundo carece de un imaginario colectivo en el que las niñas y jóvenes tengan un referente femenino al que seguir y ella quiere ser parte de la propuesta.

Es una líder empática

Como toda mujer empoderada, ella sabe que ser una mujer alfa implica conectar con las personas desde sus emociones. Por algo, el liderazgo femenino en tiempos de crisis y a pesar de las dificultades, suele mostrar su mejor cara.

Participa en el Primer Congreso Mujer Alfa

Un evento a favor de la no discriminación de la mujer, el empoderamiento y emprendimiento femenino
Te esperamos el 20, 21, 22 y 23 de abril de 2021

Me interesa

Recomendaciones finales sobre ser una mujer alfa

Ser una mujer alfa implica trabajar en ti y en tu capacidad de liderazgo, pero para que eso ocurra debes apostar por tu crecimiento personal y profesional, convertirte en una mujer empoderada, pero también en ser parte de los actuales ejemplos de mujeres empoderadas que pueden inspirar a otras a lograr sus sueños.

Las 3 ventajas de ser una Mujer Alfa

En nuestro Congreso Mujer Alfa tendrás la oportunidad de disfrutar de un programa de mujeres empoderadas en el que participan líderes, hombres y mujeres, cuyo fin es el de discutir los grandes temas que involucran a la mujer actual, como parte de nuestra propuesta en pro de una cultura empoderada, no discriminatoria e impulsada hacia la igualdad de género.

En el IEIE comulgamos con los valores de una persona empoderada y queremos ayudar a crear una sociedad más justa, en el que exista una verdadera igualdad entre hombres y mujeres, porque ambos liderazgos para sortear las grandes dificultades globales.