Dra. Estrella Flores-Carretero.

¿Eres de las personas que, ante una situación dolorosa o desbordante, finge que nada está pasando e intenta continuar con su vida como si nada? Si es así, entonces es porque haces de la negación emocional un escudo protector contra cualquier situación frustrante o que te genere ansiedad.

Aunque las personas que entran en cualquier tipo de duelo suelen transitar un período de negación emocional, este es un comportamiento meramente transitorio, sin embargo; hay personas que ante su propia incapacidad para gestionar lo que sienten, evaden a toda costa tocar el tema.

La negación emocional puede condenar a las personas a sufrir indefinidamente por un malestar momentáneo. Invalidar lo que ha sucedido y la respuesta que ha generado en nosotros, lejos de ayudar, es el caldo de cultivo perfecto para desatar dolencias psicosomáticas en nosotros.

Hagamos un breve repaso tanto por el concepto de negación emocional, así como por su tipología, causas, consecuencias y las estrategias que podrían ayudarte a llevar una mejor calidad de vida, sin que debas reprimir o desentenderte de lo que sientes.

la negacion emocional ieie

7 maneras de salir de la negación emocional

7 maneras de salir de la negación emocional

¿Qué son los mecanismos de defensa emocional?

Existen situaciones altamente estresantes en los que la primera reacción de la persona es entrar en un período de negación emocional o pueden anteponer, inconscientemente, un comportamiento contrario al que se supone que le dictan sus pulsiones o deseos como medida preventiva. 

Porque a diferencia de los animales, los seres humanos tenemos la capacidad de razonar y generar estrategias de abordamiento ante cualquier hecho que nos produzca un gran malestar psíquico, y cuyas consecuencias busquemos aminorar. Entre esas respuestas está la negación emocional.

Tipos de defensas emocionales

Aunque la negación emocional forma parte de ello, existen otro tipo de conductas que llevan a las personas a reaccionar de cierta manera, y que pueden ser tan perjudiciales como esta. Si queremos mejorar en este sentido, siempre podremos buscar ayuda profesional.

La negación emocional

Quienes entran en un período de negación emocional, a menudo ignoran involuntariamente situaciones dolorosas o difíciles, para no entrar en contacto con ciertas emociones de carga. Por ejemplo, no aceptar la realidad de lo que implica una enfermedad terminal o la pérdida de un ser querido.

Este tipo de situaciones también son comunes en el reconocimiento de trastornos de depresión y ansiedad, el mal manejo de las relaciones o problemas de índole psicológicos, pues la solución puede hallarse en una consulta profesional a la que muchos no estarían dispuestos a asistir.

Sublimación 

La sublimación es un mecanismo maduro de autodefensa según la teoría freudiana, mediante el cual las personas canalizan un deseo o pulsión, que es un impulso psíquico que genera una excitación interna, y que se sirve de un objeto para calmar o suprimir tal tensión corporal. 

En este sentido, la sublimación busca satisfacer parcialmente ese deseo en actividades o conductas socialmente aceptables. Forma parte de las conductas sanas de los individuos, por tanto; todas nuestras actividades se llevan a cabo gracias a este mecanismo.

Formación reactiva

Este concepto también proviene del psicoanálisis. Se trata de un mecanismo del inconsciente que activa un comportamiento, hábito o actitud contraria a la del deseo reprimido. Por ejemplo, es muy común en actitudes que enmascaran un odio hacia algo o alguien en excesivas muestras de amor.

Puede generar ansiedad o impulsar el desarrollo de un trastorno obsesivo compulsivo. Otro ejemplo clásico de ello es que culturalmente se cría a los niños varones a que enmascaren sus sentimientos de cariño o tristeza, bajo la falsa creencia de que un hombre no puede demostrar afecto a nadie.

Retomar viejos hábitos o conductas dañinas

La regresión es un cuadro que, tras una situación de gran impacto emocional, un individuo vuelve a una situación anterior en la que practicaba algún hábito dañino y que en contraste con tiempos posteriores, es evidente una gran desmejoría personal.

Bajo ciertas circunstancias, nuestras actitudes o comportamientos pueden tornarse más infantiles o primitivas, ya que esperamos inconsciente que otro se haga responsable. Un ejemplo de ello puede ser el niño que, tras saber que viene un hermano, vuelve a mojar la cama.

Proyección de nosotros en el otro

¿Has tenido una discusión en la que te han reprochado actitudes que casualmente son las que has observado en el otro, o quizás has notado en ti aquello que le estás reclamando a los demás? Probablemente sea porque en ambos casos, se están viendo los unos a los otros como espejos.

Es uno de los mecanismos de defensa que más conocen las personas. Se destaca por trasladar al otro aquellas actitudes que no nos gustan de nosotros, con lo cual, la persona deja por fuera el conflicto, lo que hace difícil que lo reconozca dentro de sí y por ende; lo pueda trabajar.

Justificación de conductas

Conocida como racionalización, este comportamiento invita a la sustitución de una razón por una mucho más aceptable a los deseos propios. De esta manera, vamos avalando conductas propias cuando lo que deberíamos hacer en realidad nos genera miedo o ansiedad.

Este tipo de acciones bastante infantilizadas son muy comunes, por nombrar un ejemplo, en aquellas personas que padecen de impuntualidad en el trabajo o que simplemente no se hacen responsables de lo que hacen, porque buscan justificarse siempre con factores externos. 

Represión emocional

Además del síndrome de negar la realidad, existe otra manera de no querer afrontar directamente lo que sucede: reprimir lo que se siente. Es un hábito dañino, que puede llevarnos a desarrollar graves secuelas psicosomáticas ante aquello que decidimos callar, así sea de manera inconsciente.

Si quieres saber con más profundidad sobre este tema tan particular, te recomiendo que leas este artículo que he desarrollado sobre la represión emocional, para que conozcas con más detalle cuáles son sus síntomas más característicos y cómo trabajar en ello de manera adecuada.

Aislamiento

Por otro lado, tenemos al aislamiento que es un comportamiento común entre la neurosis obsesiva y que conlleva a la disociación de un sentimiento o emoción frente a otros pensamientos, para poder sobrellevar mejor los hechos. De esta manera, quien lo practica mira con indiferencia lo ocurrido.

maneras de salir de la negacion emocional ieie

Existen maneras de salir de la negacion emocional

Compensación

Este mecanismo de defensa inconsciente busca que la persona equipare la carencia de algo con otras cualidades que ha desarrollado, así; la persona encubre sus frustraciones, deseos, debilidades o sensación de insuficiencia, gracias a las gratificaciones en otras áreas de su vida.

Desplazamiento

Es un mecanismo en el que la mente redirige las emociones que le evoca aquello que es inaceptable, por otro que sí lo es. Este tipo de situaciones son comunes en los sueños o también se representa en el rechazo a alguien que nos recuerda algo ocurrido, aunque no guarde conexión real.

Expiación

Como bien debe parecerte, este concepto viene de las creencias religiosas. Es el comportamiento mediante el cual un individuo busca pagar el error cometido al instante, porque cree inconscientemente que de esa manera se librará de ello. Es la penitencia o el autocastigo como pago por las faltas.

Fantasía

Mecanismo mediante el cual el individuo recrea en su mente una situación que pese a ser imposible de lograr, le genera alivio ante lo real. En este montaje hipotético, la persona satisface su deseo, lo que le ayuda a disminuir la ansiedad que le genera su realidad.

Identificación

Como mecanismo de autodefensa, la persona adquiere aptitudes o rasgos de otra que se convierte en su modelo. Este tipo de comportamientos son inherentes a todos los seres humanos desde nuestro nacimiento, ya que construimos nuestra personalidad basada en nuestros cuidadores.

¿Qué es la negación emocional?

Como mecanismo recurrente, es la respuesta ante un evento traumático para nuestra psique. Por tanto, si hay que conceptualizar un significado de negación emocional, podemos definirlo como un proceso interno e inconsciente que busca disminuir el impacto de los hechos.

Entonces, tenemos que la negación emocional busca, momentáneamente, evitar o disminuir el dolor, lo que nos genera tiempo para poder asimilar de mejor manera lo ocurrido. El problema deviene cuando nos quedamos en ello, cuando no somos capaces de afrontar la realidad.

Causas de la negación emocional

Ya hemos dicho que es un sistema de autodefensa que todos lo practicamos en algún momento, como el duelo. El problema deviene cuando la negación emocional se vuelve una respuesta permanente. De hecho, es parte de los siete problemas psíquicos más frecuentes, y puede ser originada por:

  • Conflictos emocionales que empujan a las personas a desarrollar un síndrome de negar la realidad.
  • Estrés.
  • Ansiedad.
  • Cualquier tipo de adicción.
  • Sensación constante de vulnerabilidad.
  • Problemas económicos a nivel personal.
  • Mal manejo de las relaciones personales.
  • Situaciones en las que la vida del individuo se vea amenazada.
  • Trastornos alimenticios.

Consecuencias de negar las emociones

Hay que tener especial cuidado si notamos que estamos desarrollando las características de la negación emocional, ya que ese desgaste de energía nos puede empujar a convertirnos en personas con altos niveles de ansiedad, lo que puede debilitar nuestra autoestima y salud mental.

La negación emocional nos da la falsa idea de que debemos controlarlo absolutamente todo. La realidad es que nosotros nunca podremos controlar lo que sucede en nuestro entorno, mucho menos las reacciones de otras personas. Lo único que está a nuestro alcance es nuestra propia respuesta.

Debemos recordar que las emociones no se controlan, pues ellas son reacciones naturales ante lo que ocurre a nuestra alrededor y nos dan información. Desconectar de ellas y esconderla, es decir; lo que significa negación emocional, solo nos genera más sufrimiento.

¿Cómo reconocer la negación emocional?

Existen patrones mentales o de comportamiento que nos indican la presencia de la negación emocional. Algunos pueden ser bastante sencillos de identificar, mientras que otros pueden requerir incluso de acompañamiento profesional para poder identificarlos. Veamos los más comunes:

  1. Demostrar apatía ante ciertos eventos trágicos o traumáticos.
  2. Mostrar una emoción contraria a la que se siente.
  3. Actuar pensando ilusoriamente que a partir del evento traumático, nada ha cambiado.
  4. Evitar hablar del problema a toda costa.
  5. Aislarse de todos o de las personas con las que ha tenido el conflicto.
  6. Racionalizar el problema, es decir; buscar excusar sus acciones. Por ejemplo, los individuos adictos siempre buscarán una razón positiva para defender aquello que no pueden dejar, lo que significa negación emocional.

¿Cuándo beneficia la negación emocional?

Si bien la negación emocional puede ser bastante perjudicial, es un mecanismo que cumple una función específica. Cuando una persona experimenta una situación muy difícil e inesperada, esta puede regalarle momentáneamente un tiempo corto para poder asimilar de mejor manera lo sucedido.

Imagina que de pronto has sentido algún dolor en el cuerpo o algún bulto. Probablemente, si no es tan intenso el malestar, lo ignores durante una semana o por unos días. Sin embargo, al ver que pasan los días y el malestar sigue allí, entonces lo más probable es que acudas al médico, a pesar del temor.

síndrome de negar la realidad ieie

El sindrome de negar la realidad

¿Cuándo perjudica la negación emocional?

Evidentemente, la negación emocional cuando es prolongada puede traer grandes problemas a quienes la padecen, así como también afectar las relaciones interpersonales con quienes le rodean, porque al negarse a expresar lo que siente, puede causar molestia en su entorno.

Ya que el período de negación emocional debe ser justamente eso, un lapso de tiempo, lo más recomendable es buscar asesoría profesional para que la comunicación asertiva se active. Siempre será mucho más efectivo buscar una solución a tiempo, antes que caer en sus demoledoras secuelas psíquicas.

Ejemplos o formas de negación

En los siguientes párrafos quiero explicar brevemente algunos de los más comunes ejemplo en los que podemos notar la negación emocional, para que puedas identificar si alguno de estos problemas te están ocurriendo a ti o si conoces a alguien que pueda estar viviendo una situación similar.

Consumo de sustancias psicotrópicas

Las adicciones son uno de los tipos de negación más regulares, no solamente porque las personas que caen en ello se niegan a reconocer que tienen un problema, sino porque tienden a caer en ello precisamente porque existe algo en su realidad que les desborda, y prefieren desconectarse de ello.

Duelos

No aceptar los hechos es una de las primeras etapas del duelo, así que es normal experimentarlo, pero si queremos saber cómo salir de la negación, lo ejemplar es que le demos cabida al dolor, y permitamos que la emoción cumpla su proceso natural para poder quemar nuestros procesos debidamente.

Creencias arraigadas culturalmente

Mientras hemos estado leyendo sobre el significado de negación emocional, hemos visto también que el machismo lleva a los niños varones a pensar que deben obviar o reprimir lo que sienten. Por tanto, debemos ser conscientes de educar a nuestros niños a expresar lo que sienten sin temor.

Construcción de relaciones de pareja poco sanas

Podemos ver también en las relaciones mal manejadas, la aplicación del concepto de negación emocional: descartan que están en un proceso de crisis o simplemente justifican las actitudes dañinas entre ambos porque ellos siempre han sido así, en vez de afrontar el problema en terapia de pareja.

Opciones ante una situación negativa

Pensando en el concepto de negación emocional y todo lo que implica, ¿Qué debemos hacer si notamos que hay en nuestro comportamiento esta característica particular? Primero que todo, mantener la calma porque aunque es un problema complejo puede ser resuelto, pero podemos empezar con:

Comunicar asertivamente lo que siento

La negación emocional siempre comienza a trabajarse desde el reconocimiento de lo que sentimos. Nombrar a la ira o la tristeza por su nombre, decirle al otro cómo nos sentimos y a partir de allí construir un diálogo, es un paso sumamente importante para salir de tal situación.

Dejar de culpar a los demás y hacerme responsable

En los diferentes tipos de negación suele estar el componente de no querer hacerse responsable de lo sucedido, la infantilización del comportamiento. No podemos controlar todo lo que sucede, pero en aquellas cosas en las que sí podemos hacer algo al respecto, lo mejor será ser sinceros.

Trabajar en nuestra resiliencia 

Para aprender a cómo salir de la negación, la mejor forma de salir fortalecidos de todo ello es entender que estamos pasando por un momento difícil, pero que no es eterno. Apoyarnos en las fortalezas y aprender de los errores, será fundamental para poder salir airosos de cualquier situación de crisis.

Las 7 formas de dejar de lado la negación emocional

Si queremos dejar de lado la negación emocional, podemos comenzar trabajando en nosotros gracias a ciertas prácticas, aunque lo fundamental siempre será buscar la asesoría de un profesional en salud mental, que te pueda dotar de herramientas y acompañarte en tu proceso:

  • Analiza las consecuencias que te puede acarrear el no tomar acciones sobre esa situación que intentas ignorar.
  • Cuestiona tus miedos.
  • Escribe en un diario tus emociones.
  • Busca conversar del tema con alguien de confianza.
  • Busca ayuda profesional.
  • Permítete expresar lo que sientes, incluso aquellas emociones difíciles.
  • Identifica qué creencias te están limitando.
infografía la negacion emocional ieie

Infografía sobre la negacion emocional

Recomendaciones finales sobre cómo salir de la negación emocional

En pocas palabras, la negación emocional puede ser un proceso verdaderamente complejo y muy difícil de manejar. La buena noticia es que tiene solución, solo que para llegar a ella hace falta dar un paso verdaderamente importante: reconocer que tenemos un problema. 

Si has leído algunas de las características de la negación emocional y te has identificado, es momento de trabajar en ello. Como bien enseñamos a nuestros acompañantes en nuestra Academia de emociones en Jerez, ellas son nuestras acompañantes de vida. ¿Te atreverías a enfrentarlas sin temor?