En la gestión empresarial, el término adhocracia hace referencia a un sistema que dista de la temida burocracia organizacional. Sin embargo, no es necesario escoger entre uno y otro porque ambas propuestas tienen puntos a favor y en contra, aunque lo más recomendable es que las organizaciones estén más predispuestas al ad hoc.

Gestión adhocrática empresarial: ¿cómo lograrla?

Gestión adhocrática empresarial: ¿cómo lograrla?

La burocracia como modelo de organización y gestión

Burocracia es un término que nace de la unión de ‘bureau’ y ‘krátos’, el primero es un término francés que significa “oficina”, mientras que el segundo es un sufijo que proviene del griego y que significa ‘gobierno, ‘dominio’, por lo tanto; el concepto hace referencia a las normas de una gestión gubernamental para imponer orden.

Para las grandes empresas, la burocracia implica que cada quien sabe lo que tiene que hacer y a quién dar cuenta del rendimiento propio, lo que permite que las personas sepan cómo es la organización del sistema laboral, además de constituir una defensa ante malas prácticas laborales o injusticias.

Punto aparte, la burocracia implica procesos adversos en un escenario tan complejo y cambiante como el actual, y puede acarrear como consecuencia una grave falta de flexibilidad al entorno ante la inestabilidad de los mercados, por lo tanto, ser excesivamente burocráticos vuelve ineptas a las organizaciones.

Por ejemplo, de acuerdo al índice de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), España es uno de los países más burocráticos del mundo, ya que de acuerdo a las investigaciones, un empresario español dedica 04 horas 35 minutos semanalmente en la gestión de trámites burocráticos.


Descarga nuestro ebook de inteligencia emocional

Ebook PDF sobre Inteligencia Emocional

 

Estos números hacen evidente que cumplir con la rigidez de las normas conlleva a malgastar el tiempo en vez de dedicarlo a impulsar su propia productividad, y si esto lo llevamos al plano interno de la empresa, la consecuencia será una mala gestión laboral, y por supuesto; la desmotivación de los trabajadores.

La burocracia solamente debe ser conservada para lo estrictamente necesario, en los departamentos que así lo requieran. Para el resto, la filosofía empresarial imperante debe ser el pensamiento adhocrático.

Gestión adhocrática empresarial: ¿cómo lograrla?

¿Qué significa ad hoc?

De acuerdo con la RAE, ad hoc es un término en latín que significa literalmente ‘para esto’, y se utiliza como referencia a actuar o hablar con un propósito específico, o que está indicado para conseguir un objetivo determinado.

No obstante, a pesar de que el término adhocracia no existe en el diccionario, se le conoce así a las organizaciones cuya característica principal es la ausencia de jerarquías o falta de sistemas burocráticos, ya que cada miembro de la empresa tiene el mismo poder de decisión.

Características del sistema adhocrático empresarial

No exige de estrictos procesos burocrático

El sistema adhocrático entiende que lo primordial es flexibilizar para cumplir, porque de lo contrario; los trabajadores se enfocarían más en cumplir con las reglas y no en la calidad de su trabajo y el uso eficiente de su tiempo. Cada empresa es distinta, pero siempre hay que mantener una mente abierta al cambio, ya que a veces puede darse el caso de que se inicien nuevos y mejores procedimientos que faciliten el alcance de los objetivos.

Prioriza y simplifica el cumplimiento de tareas

En adhocracia, si bien los empleados son conscientes de que es menester cumplir con ciertos procesos, al final entienden que la empresa siempre va a priorizar las tareas más urgentes, y que todo proceso de agilización de trámites será bien recibido.

Permite la autonomía

La supervisión constante puede bajar el rendimiento laboral, por ende; lo ad-hoc busca delegar para que cada empleado se sienta responsable y autónomo. Aplicar una jerarquización absoluta le quita movilidad a la empresa y disminuye la motivación.

Estimula la cooperación entre los equipos de trabajo

Por su esencia flexible, las empresas adhocráticas estimulan el trabajo en equipo, donde cada quien se pueda sentir con la libertad de aportar sin temor, ya que lo que prela es el triunfo colectivo.

Es receptiva ante las nuevas ideas

La creatividad es parte principal de su estrategia, por lo que presta siempre sus oídos a escuchar las nuevas propuestas, y por lo tanto; los trabajadores siempre se sienten estimulados a aportar soluciones que brinden un mejor futuro empresarial.

Brinda formación constante

Las empresas adhocráticas saben que el encasillar a las personas en un puesto de trabajo puede ser contraproducente para su bienestar personal, ya que el mundo se mantiene en constante cambio. Por ello, permite que los trabajadores se preparen para que puedan acceder a una promoción laboral donde se le reconozcan sus méritos, y porque con ello elevarán su autoestima.

Gestión adhocrática empresarial: ¿cómo lograrla?

Es lamentable que en la gran mayoría de los países latinos la burocracia prevalezca sobre el sentido común como sistema de vejación tanto para quien la sufre, como para quien la practica.

Limitemos su práctica a lo meramente estricto y abramos las puertas a la efectividad de la adhocracia.