Por Dra. Estrella Flores-Carretero.

¿Cuáles son los aspectos en los cuales se basa el liderazgo gerencial? Como forjador de la cultura organizacional, existen ciertos rasgos que son los que le permiten mostrar resultados óptimos y amalgamar los distintos elementos que conforman a las empresas.

En el imaginario colectivo se cree que la práctica del liderazgo está asociada al propósito de dar órdenes, de imponer, quizás porque a nivel político ese suele ser el modelo que suele verse —más en algunas sociedades que en otras—, pero tal escenario dista de la realidad de muchos modelos gerenciales.

Por el contrario, el buen liderazgo empresarial se proyecta en la búsqueda del bienestar colectivo, inspira, y aunque muchas decisiones deban tomarse de manera individual, siempre debe buscar hacerlo desde una lectura clara del mercado, siempre en pro de los objetivos de la organización.

Pero por encima de la lectura que pueda dar del contexto, el liderazgo gerencial efectivo da respuesta oportuna a los retos internos, identifica los puntos que generan malestar, los que aportan valor y los que dividen. En fin, es la gran oportunidad de implementar un modelo que motive y construya.

el liderazgo gerencial ieie

Las 4 dimensiones del liderazgo gerencial

¿Qué es el liderazgo gerencial?

Si el capital humano es el motor de una empresa, el liderazgo gerencial sería el volante que conduce toda esa energía y disposición hacia un rumbo en específico. Un gerente, como conductor, puede avistar y planificar a tiempo los cambios de ruta para poder evitar atascos y llegar sin problemas.

Es decir, la práctica del liderazgo es la puesta en escena del conjunto de habilidades directivas y de influencia sobre un grupo de personas, así como la capacidad de saber delegar, tener iniciativa, gestionar y motivar de forma eficiente de forma personal, en una empresa u otro organismo.

Entonces, el liderazgo gerencial es la capacidad de un líder empresarial de tomar las riendas de una compañía o equipo de trabajo, con el fin de cohesionar todas sus partes hacia metas en común. Esto no quiere decir que la distribución del poder sea desigual, aunque el líder tenga la última palabra.

Para que las características del liderazgo gerencial den dinámica, debe haber un proceso de negociación gracias al pensamiento estratégico, destrezas en el manejo del conflicto, por lo que el líder debe asumir las responsabilidades de las decisiones tomadas en nombre del equipo.

Características del liderazgo gerencial

En un artículo anterior hice referencia a los tipos de liderazgo gerencial y ciertas particularidades que le identifican, sin embargo; me gustaría retomar esta parte con un breve resumen con los puntos más destacados que enmarcan las cualidades de un buen gerente:

  • El liderazgo gerencial busca contratar y retener los mejores talentos, porque valoran el conocimiento especializado, ese que ayudará a la empresa a marcar una pauta diferente en el mercado. 
  • El liderazgo gerencial entiende cómo motivar a su equipo, porque sabe que sin ello no podrá potenciarse la productividad y la competitividad de la empresa.
  • Otra de las características del liderazgo gerencial es que comprende que la negociación es un punto importante en la toma de decisiones, porque permite el intercambio de ideas y la búsqueda del bien común.
  • Por tanto, el liderazgo gerencial sabe que la inteligencia emocional es de gran relevancia para que fluya la buena comunicación entre todos.
  • Sin ello, no podrían poner en marcha el pensamiento estratégico, porque todas las partes deben estar alineadas hacia un mismo fin y la innovación de los procesos para estar a la vanguardia en el mercado.
  • En pocas palabras, persigue grandes metas y para ello cuenta con eficaces procesos administrativos, además de disminuir al mínimo los procesos burocráticos que tanto ralentizan la dinámica corporativa.

Ventajas del liderazgo gerencial

Por supuesto, al revisar la importancia del liderazgo gerencial podemos detallar que sin ella una empresa no funcionaría correctamente, pues cada elemento correría por su propia cuenta, habría un total desajuste de los procesos y al no haber acuerdos, la organización quedaría desmembrada:

  1. Por ende, el liderazgo gerencial permite que todas las partes sean tomadas en cuenta cuando existe un conflicto interno.
  2. Crea una planificación estratégica para marcar el rumbo de la organización.
  3. Gracias a esa estabilidad, el liderazgo gerencial genera confianza entre su equipo de trabajo, pero también externamente, entre los clientes.
  4. Si revisamos los distintos ejemplos de liderazgo gerencial que existen en el mundo, como Steve Jobs, notaremos que destacan por la innovación y la búsqueda de respuestas creativas a las necesidades de los clientes.
  5. Busca disparar la productividad y disminuir los efectos de los ladrones del tiempo.
  6. Impulsa el bienestar de los empleados y reduce el absentismo y presentismo laboral.
  7. Esto permite que crezcan las ganancias y el saldo en números verdes de la empresa.
  8. Ayuda a promover el buen clima organizacional y el trabajo grupal.
  9. Impulsa la consecución de metas a corto, mediano y largo plazo.
  10. Motiva a los empleados gracias a las técnicas de persuasión.

Desventajas del liderazgo gerencial

Más que desventajas, el liderazgo gerencial debe enfrentar ciertos retos con los que deberá lidiar si quiere lograr sus objetivos y para evitar que la motivación y su credibilidad se desmoronen. Específicamente, hay tres puntos que todo gerente debe cuidar:

  1. Es difícil ser ecuánime que se es el mediador en un conflicto, ya que generalmente quien ejerce el liderazgo gerencial a menudo está mucho más involucrado con una de las partes.
  2. Aunque tenga una estrategia planificada y tenga cierta visión, el gerente desconoce cuál será la reacción futura exacta del mercado y por ende, puede que alguno de sus planes se caigan.
  3. Muchas veces se generan círculos viciosos dentro de las organizaciones, y el líder tendrá que decidir qué conflictos resolver primero, aunque todos tengan la misma relevancia.
importancia del liderazgo gerencial ieie

La importancia del liderazgo gerencial

Las 4 dimensiones del liderazgo gerencial

Sam Walton, fundador de Walmart, solía decir que: «Los líderes sobresalientes salen de su camino para potenciar la autoestima de su personal». Por esta razón, el liderazgo gerencial cuenta con cuatro aspectos que son los que determinarán su eficacia y confiabilidad. 

Liderazgo personal

Todo aquel que ejerza el liderazgo gerencial debe ser consciente de su propio autoliderazgo, es decir; de la manera en la que piensa y actúa al ser su propio líder. Es cuando desarrolla autoconfianza y autoestima que puede erradicar ciertos paradigmas o temores que le frenan de dar lo mejor de sí.

Lo mejor es que tras ese velo de inseguridades, el líder encuentra un sentido o propósito, ya que puede entender de qué manera aportar algo positivo al colectivo, cómo puede aportar a engranar todos los elementos para que empujen hacia un mismo lugar.

Gracias al desarrollo de hábitos empoderadores, el líder enriquece sus actitudes, aprende a valorar y potenciar el de otras personas, mejora su calidad de vida y busca el de quienes le rodean y sabe sacarle provecho a sus propias aptitudes en pro de la comunidad. 

Además de ello, se preocupa por desarrollar su gestión emocional, lo que le llevará a un profundo autoconocimiento, a automotivarse, a diseñar una mentalidad positiva, a mirar los aprendizajes tras los errores o fracasos, y poder llevar todas esas enseñanzas a su grupo.

Liderazgo de influencia

Si puede guiarse a sí mismo, entonces el liderazgo gerencial tiene gran poder de influencia positiva sobre el grupo de personas al que guía. Esto es gracias a que el líder maneja con soltura las distintas dimensiones de la comunicación asertiva con el fin de promover la colaboración entre todos.

Gracias a ello, puede sostenerse un armonioso clima laboral, en donde la camaradería y la buena actitud entre todos hacen que la oficina sea un lugar en el que todos se sienten agusto, en donde las diferencias son rápidamente limadas, porque hay un elevado nivel de compenetración entre los miembros.

Cuando existe tal nivel de confianza, los trabajadores sienten la libertad de compartir sus opiniones o de hacer aportes sin temor de sufrir bullying en la oficina, lo que llevará al crecimiento exponencial de la organización porque todos se sentirán motivados a aportar.

Desde esa conexión entre todos, los retos serán vistos desde la creencia colectiva de que todos pueden con el proyecto, lo que indudablemente arrojará resultados positivos para la empresa. Sin esa influencia positiva, muchos empleados se sentirían incapaces de creer en ellos mismos. 

Por eso es tan importante construir liderazgos que incentiven a las personas, que les ayuden a creer en sus capacidades individuales. El líder debe verse siempre con los demás y para los demás, nunca desde una esfera ególatra. Es entender que el fin del liderazgo es ayudar a crecer a los demás.

Liderazgo estratégico

Esta esfera en el liderazgo gerencial es la que ayuda a la planificación y orientación en conjunto de los equipos, con el propósito de alcanzar metas en común. En este sentido, el líder adopta una postura, una perspectiva con la que guiará los esfuerzos de todos.

También en este aspecto se definen la misión y la visión de la organización, además de los valores compartidos que trazarán las bases para todo el accionar del equipo, y que servirán de brújula para la propuesta y diseño de las estrategias corporativas.

Por otro lado, el liderazgo estratégico permite que la organización sea flexible al generar una planificación con la cual pueda adaptarse a las nuevas necesidades de los mercados y poder satisfacerlas con eficiencia, para poder cumplir con la misión y la visión propuestas.

Hay que destacar que aunque los cambios constantes hacen que las empresas estén replanteando su planificación estratégica, esto no quiere decir que deban ser moldeadas hacia donde les lleve el mercado, sino que deben cambiar sus rutas para cumplir con las necesidades desde lo que saben hacer. 

Liderazgo de resultados

Y como consecuencias de los tres anteriores aspectos en los cuales se basa el liderazgo gerencial, nace el liderazgo de resultados, que no es más que la optimización de los procesos, la operatividad de las estrategias tras la consecución final de las metas propuestas.

Con el alcance de los resultados propuestos, la empresa obtiene un mayor despliegue en su capacidad de producción, logrando así su propia transformación empresarial, lo que le llevará a elevar en los próximos años tanto el nivel de exigencia en desempeño como en las metas a diseñar.

Con ello se genera la maximización de activos, además de propiciar la toma de decisiones rápidas y efectivas, gracias a que se cuenta con el respaldo del personal y directiva, en vista de los logros alcanzados y de la eficacia en la utilización de las técnicas de negociación y resolución de conflictos.

Estos resultados son la consecuencia del desarrollo de un notable servicio al usuario, lo cual es la maquinaria que hace posible la fidelización de consumidores, gracias a que permite conectar emocionalmente con los clientes. Sin lugar a dudas, no hay mejor estrategia de marketing que esto.

Los 5 tipos de liderazgo gerencial

Sin embargo, el liderazgo gerencial no está basado en un solo modelo. De hecho, puede hacerlo basado en diversas metodologías, las cuales resumiré para que tengas una idea más precisa. Cada una tiene características especiales, que las harán más adaptativas a cierto tipo de empresas.

Liderazgo Laissez-faire

Este es uno de los tipos de liderazgo gerencial que está basado en el “dejar hacer”, es decir; el gerente es consciente de las aptitudes de los miembros de su equipo y confía tanto en las capacidades individuales de los empleados, que solo apuesta por dejar que actúen en consecuencia.

El líder cree en la autonomía de cada empleado y piensa que lo mejor para la organización es darles la libertad de organizarse según su propio criterio. Es un liderazgo basado en la flexibilización, ya que lo que verdaderamente cuenta son los resultados, más que el desarrollo en sí de las tareas.

Liderazgo democrático

Quienes practican este modelo de liderazgo empresarial confían en la relevancia de implicar a los empleados en la toma de decisiones de la compañía, ya que promueve la participación y demuestra a los empleados que sus opiniones son escuchadas.

Por supuesto, este liderazgo estimula la buena comunicación interna y rehúye de los comportamientos gerenciales autoritarios, además de dotar de gran relevancia al trabajo en equipo. Aunque al final la responsabilidad de las decisiones recaiga en el líder, brinda una mirada más amplia.

Liderazgo autocrático

Es la antítesis del punto anterior, pues contiene una visión sobre el liderazgo gerencial en la que solo los jefes y líderes ostentan el poder, sin importar si las demás personas están a favor o muestran desacuerdo con las decisiones que se toman, lo que genera un ambiente de constante tensión.

Por esta razón, es un liderazgo que hoy ya no suele recomendarse, pues al haber una comunicación unidireccional, suele disparar los niveles de burnout en las empresas, disminuir el autoestima de los empleados y crear un ambiente pesado para el buen funcionamiento de los equipos. 

Liderazgo transaccional

Este es uno de los ejemplos de liderazgo gerencial que se fundamenta en el intercambio de incentivos económicos para disparar la productividad de los empleados, tras alcanzar los objetivos deseados o por el trabajo bien hecho, por lo que ambas partes se benefician.

Por un lado, los empleados sienten que el esfuerzo vale la pena y por otro, los gerentes ven resultados positivos, al conseguir ventas y viendo crecer los ingresos en la empresa. Este modelo aumenta el sentimiento de pertenencia hacia la organización y mejora el clima laboral.     

Liderazgo transformacional

Este liderazgo sabe que los cambios solo son posibles en la medida en que los esfuerzos estén centrados en el capital humano de la empresa, por lo que la comunicación fluida y el compromiso con los trabajadores es la clave para lograr que las estrategias funcionen adecuadamente.

Es por esa razón que busca incentivar la creatividad de los trabajadores, les escucha y pone en práctica sus recomendaciones para mejorar los procesos, no teme afrontar riesgos porque busca estimular los cambios, motiva a las plantillas y estimula la confianza entre ambas partes.

¿Cuál es la importancia del liderazgo gerencial?

Nadie duda de la relevancia que tiene el poder contar con una persona o grupo que ejerzan de guía, porque tienen una visión clara de lo que se quiere lograr y porque suman la experiencia suficiente como para practicar el liderazgo gerencial en las empresas, instituciones gubernamentales y sociales.

Sin importar que la persona siempre haya mostrado dotes para ello o si ha sido una capacidad que ha desarrollado con los años, la importancia del liderazgo gerencial se sustenta en que es capaz de aportar valor a las organizaciones, que puede ayudar a su equipo a destacar de la competencia.

Aunque puede verse también como un proceso interactivo en el que una parte tiene gran influencia en la conducción del mismo, con el propósito de lograr metas comunes y así transformar tanto a la empresa como a las personas que hacen vida en ella. 

infografia el liderazgo gerencial ieie

Infografía sobre el liderazgo gerencial

Recomendaciones finales sobre las 4 dimensiones del liderazgo gerencial

Toda empresa, independientemente de que tenga ánimo de lucro o no, se fundamenta en el liderazgo gerencial para poder perdurar en el tiempo. Un buen gerente debe estar comprometido en la misión, saber comunicar la visión, tener integridad personal y confiar en sí para ayudar al equipo.

Escenarios como el MasterMind Latino son una muestra de que el liderazgo es la clave para el éxito o el fracaso de una empresa, y que para que sea efectivo debe aprender a escuchar a quienes dentro de la misma empresa, porque los objetivos se logran con el consenso y apoyo de todos.