Dra. Estrella Flores-Carretero.

Antes de iniciar el contenido de este artículo, me gustaría hacerte una pregunta, la cual espero que contestes de la manera más sincera posible para ti: ¿eres capaz de reconocer si existe en ti alguna situación de dependencia emocional frente a otras personas?

Evidentemente, es normal que en nuestras relaciones personales exista algún apego con nuestras parejas, hermanos, hijos y amigos. Nuestro círculo más cercano. El problema está cuando este lazo se transforma en un enganche emocional tan fuerte, que no nos permite cortar por las buenas.

Socialmente, suele hablarse de la dependencia emocional en mujeres, pues nosotras hemos sido criadas para expresar lo que sentimos, pero la realidad es que todas las personas, sin distinción alguna; podemos ser capaces de desarrollar apegos muy difíciles de cerrar.

Espero que si en estos instantes estás pasando por una situación de dependencia emocional que está afectando fuertemente tu vida, este contenido sea de gran ayuda para ti, y que te atrevas a pedir la ayuda profesional adecuada para acompañarte en tu proceso.

dependencia emocional ieie

¿Qué encontrarás en este artículo?

5 tipos de dependencia emocional y cómo puedes evitarlas

¿Qué es la dependencia emocional?

La dependencia emocional es la necesidad extrema de sentir afecto, que lleva a las personas a engancharse con otras, bajo la excusa de estar enamoradas. Esta conducta hace que quien la padece doblegue su voluntad frecuentemente, y también le impedirá cortar con cualquier tipo de relación.

Causas de la dependencia emocional

El padre de la terapia cognitiva, Aaron Temkin Beck, solía decir que las creencias que nos fundamentan como individuos, y lo que pensamos de los demás y el mundo, se generan durante la infancia, y suelen ser percibidas como verdades absolutas. Por tanto, los cimientos del enganche emocional están en:

La sobreprotección de los padres

Una de las razones por las cuales los adultos desarrollan dependencia emocional, como bien acabo de explicar, tiene que ver con la forma de relacionarse con sus progenitores o cuidadores, quienes puede que hayan vetado la autonomía del niño, lo que puede interferir en el desarrollo de la personalidad.

La negligencia en el cuidado infantil

Las situaciones de abandono, indolencia y apatía sufridas por los individuos en sus primeros años de vida, es un factor determinante en la construcción de esquemas de conducta abusivos y de desconfianza, que producirán una baja autoestima, y que también generará una constante insatisfacción.

La dificultad para satisfacer las necesidades afectivas

La terapia conductual establece que los individuos elaboran Modelos Operativos Internos con los cuales pueden filtrar los comportamientos de los demás. En este caso, las personas se muestran escépticas sobre la satisfacción de necesidades ajenas, y lo harán a costa de las propias.

La falta de entendimiento emocional

La autoestima e inteligencia emocional son vitales para que las personas puedan digerir de mejor manera lo que sienten. Lo contrario genera ansiedad, depresión, aislamiento. Cuando alguien se niega a autoconocerse, el otro se termina convirtiendo en la identidad y búsqueda de bienestar. 

El idealismo del amor de pareja

Además de lo anteriormente mencionado, el enganche emocional puede ser producto de la idealización de la pareja, en donde se generan altas expectativas sobre cómo funciona una relación amorosa, en la que se recrea un afecto completamente disfuncional, de “complementariedad” del ser.

Consecuencias de la dependencia emocional

El enganche emocional puede traer graves consecuencias para el buen desenvolvimiento del individuo, de su potencialidad social e incluso de la profesional. Siempre será recomendable acudir con una persona preparada en salud mental, para que pueda ayudarte a conducirte de mejor manera:

Baja autoestima

Si ya de por sí es muy probable que quienes desarrollan dependencia emocional tengan desarrollado un pobre autoconcepto de sí, una relación de sumisión constante solo terminará generando más vacío, además de empeorar la autovaloración personal, que le hará necesitar más del otro.

Relaciones inestables

Debido a la incapacidad de reconocer la existencia del problema emocional, es normal que a menudo sea la otra persona la que rompa la pareja, ante el patrón de comportamiento que muestra el dependiente, lo que le llevará a desarrollar sentimientos de culpa y responsabilidad.

Poca vida social

Al haber una adicción hacia la otra persona o limerencia, y la necesidad de que todo funcione bien alrededor de la pareja, suele ocurrir que el dependiente se olvide de sus pasatiempos o de que tiene otras relaciones a las cuales sostener, como la establecida con sus familiares cercanos o amistades. 

Desarrollo de emociones con carga negativa

Los celos, la ira descontrolada, la culpa son parte del cóctel emocional que arrastran las personas dependientes, ya que al haber una necesidad continua de control y una ansiedad elevada, se genera una constante frustración interior porque las cosas no salen como se esperan.

Trastornos de la conducta

Por si fuera poco, bien sea como extra o como consecuencia de todo lo anterior, muy posiblemente la persona perjudicada termine por desarrollar algún trastorno psicológico, como ansiedad, depresión así como también, algún tipo de adicción a sustancias u otras actividades nocivas.

Síntomas de la dependencia emocional

¿Quieres aprender a reconocer si estás pasando por una situación de dependencia emocional? Si bien lo más recomendable es consultar con un especialista, debes reflexionar si encuentras en ti algunos de los siguientes síntomas, a fin de ayudarte a superar lo que estás viviendo.

Anteponer a la pareja por encima del bienestar propio

Quienes padecen de enganche emocional dejan de pensar en sí, en lo que les conviene, con tal de no hacer enojar a su pareja, incluso; si esa decisión conlleva a que la persona deba realizar algún sacrificio o tenga que desatender el resto de sus obligaciones personales. 

Idealización

Montar a alguien en un pedestal no guarda relación con ser personas emocionales, sin embargo; en el caso de la dependencia podremos encontrar a individuos que se enamoran de la imagen que se han hecho en su cabeza de la otra persona, la cual nunca corresponde con la realidad.

Evitar los conflictos mediante la complacencia constante

Aunque no sean ellos quienes iniciaron el desacuerdo, usualmente las personas dependientes suelen pedirle perdón injustificadamente a su pareja, o suelen realizar actividades con las que no se sienten agusto solo por agradar. También justifican las agresiones o infidelidades que reciben del otro.

Baja autoestima

Entre las causas y consecuencias de los distintos tipos de dependencia emocional siempre vamos a encontrar la autovaloración personal en niveles mínimos, ya que las personas que la padecen se someten constantemente a relaciones en las que se refuerza su desvalorización individual.

Miedo constante a la separación

Es común que las personas dependientes desarrollen un sentimiento de miedo constante ante la idea de que su pareja les abandone, piensan que su pareja desea terminar con la relación, sin que realmente esta haya dado alguna muestra de ello, por lo que sienten constante agobio por estar con ella o él.

Cambios en el comportamiento habitual

Igualmente, estos individuos desarrollen modificaciones de la conducta que son bastante notorios, ya que son capaces de inhibir ciertos aspectos de su personalidad con tal de agradar a su pareja, así como también modificar sus hábitos para que se acoplen a los de dicha persona.

senales de un enganche emocional ieie

Señales de un enganche emocional

Constantes muestras de afecto

Debido a la ansiedad continua que están experimentando por el temor a que los abandonen, estos individuos constantemente requieren que sus parejas les demuestren que les quieren. Por supuesto, una pareja se nutre del cariño, pero en este caso, se demanda un exceso de atención que puede ser perjudicial.

Sensación de culpa

Entre los ejemplos de dependencia emocional siempre encontraremos el típico caso de aquella persona que se siente terriblemente mal cuando su pareja no se muestra complacida con lo que ha hecho, o incluso después de haber tenido una discusión generada por el otro, por lo que siempre buscan pedir perdón.

Búsqueda de control del otro

Otro de los síntomas más comunes es la necesidad imperiosa de querer controlarle la vida a su pareja. Desean saber en todo momento con quién se escriben, a dónde están, es decir; desarrollan un estado obsesivo con esa persona porque piensan que en cualquier momento les puede dejar.

Incapacidad de estar en soledad

Otra de las señales de dependencia emocional más significativas es la poca tolerancia que tienen estas personas a su propia soledad. Tanto así que prefieren tolerar las conductas nocivas del otro, con tal de evitar pasar por una ruptura de la relación, la cual puede generar en ellos ansiedad y depresión.

Rompimiento de las relaciones con amigos y familiares

Por la misma modificación de hábitos y conductas que han realizado de sí mismos para adaptarse a su pareja, con frecuencia también demuestran un abandono de cualquier otra relación, incluso con sus parientes cercanos, con tal de evitar los señalamientos por la conducta que los demás perciben.

Tipos de dependencia emocional

En estas pocas líneas quiero resumir para ti los distintos tipos de dependencia emocional que existen, porque aunque no lo creas, esto no solo se trata de volverse adicto a una pareja. El apego y el posterior abandono de uno mismo viene de distintas formas. Estas son:

En relaciones sentimentales

Como ya he venido señalando, la dependencia emocional en la pareja es una de las más comunes y reconocidas en nuestra sociedad. Sus síntomas son parecidos a los que padece una persona con cualquier tipo de adicción, pues tienen un concepto errado del amor en pareja.

En relaciones familiares

Suele hablarse de la dependencia emocional en mujeres hacia sus hijos, pareja o nietos, pero esto no quiere decir que ellas sean las únicas. Cualquier persona puede desarrollar un apego exacerbado por algún familiar, hasta el punto de no poder tomar decisiones sin su consentimiento.

En relaciones sociales

¿Conoces ese caso de individuos que necesitan de la constante aprobación de su entorno social para sentirse seguros? Este tipo de personas buscan someterse constantemente a resolver las necesidades o problemas de los demás, lo que les lleva a olvidarse de sí mismos.

Inconsciente 

Cualquiera de las anteriores dependencias puede estar completamente sin ser registrada por quien la padece, lo que dificulta enormemente las posibilidades de poder recibir la ayuda o el tratamiento psicológico adecuado para comenzar a crear relaciones más saludables en su vida.

Consciente, pero sin reconocimiento del problema

En este caso, también se pueden dar situaciones en las que los individuos sean conscientes de la conducta que han desarrollado, pero no consideran que sea un problema por el que deban solicitar ayuda profesional. De hecho, pueden tomarlo como una conducta completamente normal.

¿Cómo se ven a sí mismas las personas con dependencia emocional?

Lamentablemente, las personas que padecen de dependencia emocional suelen sentirse incómodas con ellas mismas, por eso no toleran la soledad. Tampoco se perciben como alguien completo, pues piensan que requieren del otro para poder complementarse.

¿Qué tipo de personas son más propensas a la dependencia emocional?

Las personas que están más inclinadas a desarrollar una conducta de dependencia emocional, son aquellas que tienen una baja autoestima, y que han crecido en entornos donde se les ha enseñado mediante relaciones dañinas que el amor es una entrega desmesurada a las complacencias de otro.

Características de las personas con dependencia emocional

Con frecuencia, quienes desarrollan dependencia emocional en sus relaciones, suelen poseer varias o todas estas características que os quiero compartir a continuación, pues ser dependiente implica un cuadro más complejo que ser alguien con baja autoestima e inseguridad:

  1. Cuentan con un criterio bajo para la elección de pareja.
  2. Pobre comunicación emocional al momento de reclamar sus derechos.
  3. Dificultad para tomar decisiones.
  4. Les cuesta desarrollar su autonomía.
  5. Conductas de total subordinación.
  6. Incapacidad para adaptarse.
  7. Constante necesidad de agradar a los demás.
  8. Falta de confianza.
  9. Incredibilidad al momento de pensar que poseen capacidades.
  10. Conducta sumisa que se acentúa ante cualquier tipo de maltrato.
  11. No saben terminar una relación dañina.
  12. Temen exageradamente a la soledad.
  13. Miedo exacerbado al rechazo.
  14. Dejan sus necesidades siempre como lo menos importante.
  15. Se sienten vacíos si no están en pareja.
  16. Sentimiento de culpabilidad al contradecir a la pareja.

¿Qué es la dependencia emocional en pareja?

Es cierto que para que exista una pareja debe existir un poco de dependencia emocional en la que se construyan objetivos en común, sin embargo; una relación absolutamente dependiente impide que la persona afectada reconozca el maltrato al que es sometida, pues inhibe las capacidades individuales. 

¿Cómo se puede salir de la dependencia emocional?

Los enganches emocionales pueden ser tratados, siempre y cuando la persona sea capaz de querer sumergirse en sí misma, y cuestionar aquellos patrones conductuales que le han llevado a desarrollar relaciones dañinas, bien sea en el ámbito sentimental como en el social.

Reconocer que existe un problema de dependencia emocional

Ningún adicto puede salir del hoyo en el que se encuentra, si no es capaz de entender que tiene un severo problema. Este paso puede ser uno de los más complicados para alguien que se halle en esta situación, pero una vez que lo haya hecho y deje de buscar culpables, habrá dado un gran salto.

Identificar lo que se hace en nombre del amor, pero que en verdad solo te hacen daño

Piensa en los distintos ejemplos de dependencia emocional que se te vienen a la cabeza, coge un lápiz y un papel para que anotes aquellas cosas que hiciste “por amor”, como abandonar tus aficiones. No es una lista de reclamo contra los demás, sino una toma de consciencia de lo que has experimentado.

Aprender a ser asertivos

Cuando existe poco control emocional, las personas temen llevar la contraria o decir que NO para no generar molestia en los demás. La comunicación asertiva, por el contrario; busca que podamos expresar lo que sentimos de la manera más adecuada posible y desde la empatía.

Reforzar el autoestima

Anteriormente os expliqué que esto no tiene nada que ver con ser personas emocionales, ni lo desarrollan todos los individuos que tienen baja autoestima, toda persona que desarrolle esta conducta posee una pobre autovaloración de sí. ¡Es fundamental trabajar en la autoimagen de la mano de un profesional!

Saber estar con una (o) misma (o) en soledad

Ya vimos que una de las señales de dependencia emocional es la incomodidad de estar con una (o) misma (o). Estar solos puede ser un momento maravilloso para conocernos, para establecer límites, para encontrar paz y poner en orden nuestros pensamientos. Aprovecha esos instantes y míralos como un regalo.

infografia dependencia emocional ieie

Infografía sobre la dependencia emocional

Recomendaciones sobre cómo puedes evitar la dependencia emocional

Los enganches emocionales pueden ser una verdadera tragedia, pues pueden arrastrar a las personas a los brazos de individuos narcisistas, que solo buscan satisfacerse a sí mismos, y que no les importa hacerle daño a los demás. Y créeme, es de las peores cosas que puede ocurrirle a una persona en la vida.

Si hay algo que tendrás 100% garantizado durante toda nuestra Academia de Emociones La Experiencia es la constante experimentación con lo que sientes, pues de eso se trata este maravilloso viaje: de descubrir el sur de España, mientras te conoces interiormente.

Acepta lo que sientes y déjalo fluir, así la vida será menos complicada. Integra las emociones a tu vida, pues son tuyas y nunca podrás desprenderte de ellas, que como decía Nietzsche: “Uno debe mantenerse en el corazón, porque si uno deja que se vaya, uno pronto pierde el control de la cabeza también”.