Ambición empresarial: 5 claves y por qué es tan importante

A lo largo de mi carrera como psicóloga o empresaria, me he topado con personas que sin ambición alguna de crecer. Generalmente, terminaba confirmando que dicha actitud estaba empujada por dos factores: profunda depresión o la falta de autoestudio.

 

Así como se veían a sí mismas, terminaban por desenvolverse en sus trabajos, lo que les ocasionaba grandes problemas de productividad y una pobre inteligencia emocional, que se traducía en problemas de comunicación con su entorno.

 

Sin embargo, desde un punto de vista mucho más optimista, la ambición ―bien sea empresarial o individual― puede ser nuestro motor de cambio, una cualidad que nos puede beneficiar enormemente para desarrollar nuestras metas, porque quien no tiene ambición no puede crecer.

 


Entra YA y disfruta gratis de nuestro webinar sobre inteligencia emocional en tiempos de confinamiento

Webinar Inteligencia Emocional

 

Ambición empresarial

Según la RAE, ambición proviene del lat. ambitio, -ōnis.

  1. f. Deseo ardiente de conseguir algo, especialmente poder, riquezas, dignidades o fama.
  2. f. Cosa que se desea con vehemencia.

Todos en nuestras vidas ambicionamos lograr objetivos: obtener un título académico, desarrollar una habilidad y eso solo se logra cuando nos enfocamos en ello todos los días. El deseo de querer superarse es completamente legítimo y necesario.

 

Este concepto es perfectamente aplicable a nivel corporativo, ya que toda empresa que desee crecer, ambiciona lograr objetivos por convicción.

Motor de cambio

 De acuerdo a una investigación llevada a cabo por SAP y Circle Research acerca de las PYMES, encontramos que el concepto de ambición empresarial puede tener diferentes enfoques de acuerdo a la cultura organizacional y el país donde se ubique, y que generalmente, las empresas ambiciosas se destacan del resto porque:

  • Son pioneras y poseen una visión estratégica del negocio.
  • Se ven a sí mismas como proactivas o emprendedoras.
  • Tienen una visión globalizada en donde la conexión es la clave.
  • Son flexibles al cambio y huyen de la burocracia.

Por ejemplo, en el mismo estudio se detalla que las empresas brasileñas, mexicanas e indias tienen una actitud mucho más propicia en ser las primeras en adoptar nuevas tecnologías, frente a las empresas de Reino Unido y Estados Unidos.

Es decir, la ambición denota en las pequeñas y medianas empresas un motor de cambio que les empuja a crear nuevas estrategias, a no conformarse y continuar, a evolucionar constantemente e ir al ritmo que les impone el mundo actual.

Mientras que quienes no ambicionan prefieren quedarse encerrados en su zona de confort.

Ambición empresarial: 5 claves y por qué es tan importante

Cómo promover la ambición empresarial en tu organización

Si quieres que tu empresa evolucione, es importante que tomes en cuenta estas cinco claves para promover la ambición empresarial:

 

Busca la oportunidad en tu nicho

No tienes que descubrir la quinta maravilla o ser un ingeniero de la NASA para que desarrolles una idea de negocio. Basta con que solo tengas una idea brillante, aunque no sea necesariamente original.

¿Crees que no había tiendas de ropa antes de la fundación de los imperios que ya conoces? ¡Por supuesto que sí! La única diferencia, es que ellos supieron descubrir algún nicho y ver una oportunidad de desarrollo de negocio donde prosperar.

Sé realista en tus objetivos

Es bueno soñar, pero tampoco ambiciones metas que por ahora, sabes que están fuera de tu alcance. Por ejemplo, ¿por qué en vez de proponerte vender 500.000 productos en un mes, no comienzas con un número más bajo?

Establece objetivos a corto, mediano y largo plazo que vayan acorde a tu escenario y tiempo, que te muestren con claridad en dónde estás y hacia adonde apuntas.

 

No te conformes: esfuérzate

El éxito nunca cae de los árboles. Para alcanzarlo, es necesario trabajar constantemente en ello. Toda empresa que desee alcanzar buenos números requiere de dedicarse por completo a ello, y una vez alcanzado buenos resultados, va por el siguiente escalón, porque como dice el viejo refrán:

“camarón que se duerme, se lo lleva la corriente”.

 

Acepta y aprende de tus fracasos

La ambición es la antítesis del miedo. En nuestro camino al crecimiento siempre se toman decisiones, que algunas veces no suelen ser las más acertadas.

Más que verlas como un fracaso, debemos aceptarlas como un aprendizaje. La ambición empresarial llevará a tu empresa a levantarse de nuevo, con más ímpetu y con la experiencia de saber qué no debe repetir nuevamente.

 

Cambia o adáptate en las circunstancias adversas

Una organización con ambición empresarial entiende que no debe estar el viento a favor, pues los aviones solo pueden despegar con el viento en contra. Por eso, hacen de la perseverancia su bandera, están atentas ante los cambios de escenario, hacen ajustes de ruta, pero no se devuelven porque entienden que aunque su misión sea la misma de siempre, pueden cambiar la perspectiva sobre cómo alcanzarla.

Ambición empresarial: 5 claves y por qué es tan importante

Toda organización debe tener el anhelo de crecer y eso solo es posible con una pizca de ambición empresarial, que le empuje a crear nuevas metas, luchar por lograrlas.

¡Enciende tu motor de cambio!